lunes 23.09.2019

La Junta de Andalucía admite que tardó en detectar la listeriosis

La Junta de Andalucía admite que tardó en detectar la listeriosis

agencias | redacción


La Junta de Andalucía admitió ayer un «desfase» de «dos o tres días» en la detección del brote de listeriosis después de que se hiciera público que un error en los laboratorios del Ayuntamiento de Sevilla pudo retrasar hasta cuatro días la identificación de la carne mechada y la declaración de la alerta sanitaria. «Nosotros sabíamos que algo estaba pasando a principios de agosto porque hubo un repunte de casos. Pero hasta que no se produjo el primer brote familiar, la encuesta epidemiológica no nos llevó hasta dos o tres productos. El día 14 se confirmó que el origen estaba en La Mechá y se inmovilizó la partida de la carne. Decretamos la alerta sanitaria el día después», afirmó en la cadena Cope el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre. La Junta de Andalucía ha ordenado la retirada de todos los lotes de productos de esa fábrica, que comercializa también embutidos.


«Evidentemente ha fallado algún procedimiento», aseveró ayer la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que pidió a la Junta de Andalucía, como responsable directa de inspección y vigilancia epidemiológica, que indague «exactamente dónde se ha producido el error».


El Ministerio de Sanidad, a través del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), confirmó ayer 150 casos de listeriosis en Andalucía, Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón. Con los últimos datos actualizados al cierre de esta edición, la mayor parte de los casos se han registrado en Sevilla (108), pero se han encontrado en casi todas las provincias de la comunidad andaluza: Cádiz (6), Granada (3), Huelva (11) y Málaga (4).


Como novedad, hay tres contagios en Gijón en una misma familia procedente de Sevilla, entre ellos una embarazada que se atendió a su regreso a Andalucía. En Extremadura, ya son cuatro personas con infección por listeria confirmada, que consumieron la carne en Sevilla y Huelva.


En Cataluña, 3 casos de la misma familia. En Madrid, 5 personas afectadas, cuatro de ellas con antecedentes de consumo en Andalucía y un neonato prematuro cuya madre tomó la carne contaminada en un bar de Madrid en el mes de julio. Se han ratificado tres casos en Aragón en una familia de cuatro miembros que compraron carne mechada en Sevilla.



Un paciente en Segovia


El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, informó ayer sobre un enfermo en estudio sospechoso de listeriosis en Segovia de un hombre que acudió con síntomas el domingo al hospital de la capital del Acueducto y que había consumido carne contaminada en Sevilla. En todo caso, vaticinó que el cultivo no concluirá al menos hasta el viernes para poder confirmarlo y matizó que su evolución es «favorable». En este sentido, envío un mensaje de tranquilidad a la población porque esta enfermedad «no se transmite por contagio humano sino por el consumo de esta carne contaminada».


Durante una visita a la base helitransportada de Las Casillas de Segovia, Mañueco sostuvo que este caso, «no confirmado de manera clínica», de momento se considera sospechoso por «dos circunstancias»: «Primero, porque este hombre comió junto a su hijo de la carne contaminada en Sevilla. Y segundo, porque su hijo ha estado en tratamiento en la capital andaluza y sí le diagnosticaron esta enfermedad».

La Junta de Andalucía admite que tardó en detectar la listeriosis