lunes 28/9/20

Más cáncer ginecológico pero con mejor pronóstico

La menopausia y los tumores del aparato reproductor femenino centran hoy las charlas en Ciencias de la Salud.
María Luisa Alija. MARCIANO
María Luisa Alija. MARCIANO

a. gaitero | león

Los casos de  cáncer ginecológico  han aumentado en los últimos años, pero también lo ha hecho la curación y detección tempranas de este tipo de tumores. Así lo afirma la ginecóloga María Luisa Alija Catrillo, que hoy participa en las charlas ginecológicas que organizan HM Hospitales y la Oficina Verde de la Universidad de León.

Alija destaca los avances en investigación médica, aplicados sobre todo a la prevención y al control regular de la salud ginecológica, que «hacen que las previsiones de futuro de los expertos sean cada vez más prometedoras».

En este sentido, señala que el cáncer ginecológico, es uno de los campos que más ha evolucionado dentro de la oncología, tanto en el diagnóstico, como en los posibles tratamientos, ya sean médicos o quirúrgicos.

El diagnóstico precoz es «el factor más importante a la hora de mejorar el pronóstico de las pacientes afectadas y permitirnos el uso de tratamientos menos agresivos, que mejoran, no solo la supervivencia, sino la calidad de vida de estas mujeres», apostilla Alija.

La prevención es posible gracias a las pautas de revisión que permiten realizar un screening sistemático de la patología oncológica en ginecología, que incluyen técnicas como la citología cervico-vaginal, la determinación y tipaje de HPV (virus del papiloma humano), la ecografía vaginal sistemática y el estudio de la mama mediante ecografía mamaria, mamografía digital y otras técnicas de diagnóstico. En la charla hablará de la prevención de los distintos tipos de cáncer ginecológico: cuello uterino, endometrio, ovario y mama.

más calidad de vida

Por su parte, la doctora Carmen García Ferreiro hablará de las posibles soluciones para el bienestar de la mujer durante la menopausia. «En los países desarrollados se ha producido un aumento de la longevidad que no siempre se acompaña de un aumento de los años de vida vividos en buen estado de salud», explica.

Sofocos, molestias genitourinarias y perineales, así como incontinencia urinaria, y la disfunción sexual asociada a estos síntomas, «suponen una notable influencia negativa en la calidad de vida de las mujeres por el malestar que producen», añade.

Se trata de un problema frecuente en la práctica clínica y con implicaciones relevantes para la calidad de vida, aunque por regla general no compromete la salud de la paciente.

Señala la experta que conocer «el perfil de la mujer, los síntomas que padece y las posibilidades terapéuticas disponibles (algunas de ellas, emergentes), orienta el tratamiento» que, adecuadamente realizado, suele ser eficaz y la mejoría se constata en corto plazo.

Con estas charla, que se desarrollan de 17.00 a 18.00 horas, pretende formar a los estudiantes de Ciencias de la Salud, «para incentivar a la mujer en esta etapa de la vida, a vivir este periodo de una manera positiva y hacerla más gratificante».

Más cáncer ginecológico pero con mejor pronóstico