lunes. 03.10.2022

El perro que salva gatos en León

Sury, un mestizo sacado de la calle, da nombre a una asociación leonesa volcada en ayudar a los gatos de la calle en los pueblos

Su esterilización ayuda a preservar además las pequeñas aves del entorno urbano y rural

                      Daniel Muñoz con sus perros en El Bosque de Sury, la asociación de ayuda a los gatos ferales. DL
Daniel Muñoz con sus perros en El Bosque de Sury, la asociación de ayuda a los gatos ferales. DL

Fue el primer perro que sacó de la calle Daniel Muñoz. Sury, le puso de nombre. El perro pasó a vivir seguro y en libertad en un terreno en Chozas de Arriba en el que Muñoz desarrolla un proyecto de reforestación participativa, ‘Deja un árbol en el camino’, y tiene en acogida otros perros que nadie ha querido adoptar. La finca se llama ‘El Bosque de Sury’, el mismo nombre de la asociación que Daniel Muñoz puso en marcha para «fomentar el amor a la naturaleza».

Acuden a rescates de animales —son especialistas—, hacen sillas de ruedas a medida para perros impedidos y las donan a asociaciones protectoras, visitan a enfermos como apoyo en su terapia, buscan hogares para animales abandonados... una compleja labor que Daniel y otros voluntarios desarrollan en su tiempo libre.

Ahora, han extendido la acción a los gatos callejeros en pueblos de León y en el alfoz de la ciudad —Proyecto CES gatas—, donde otras asociaciones que cuidan colonias de felinos no llegan. Las localizaciones no se difunden por protección de los animales.

Juanito, dentro de casa, y los gatos ferales que acuden al jardín a comer y son atendidos por uno de los colaboradores de El Bosque de Sury. CES GATAS
Juanito, dentro de casa, y los gatos ferales que acuden al jardín a comer y son atendidos por uno de los colaboradores de El Bosque de Sury. CES GATAS

La iniciativa se puso en marcha en septiembre de 2018, con un parón durante la pandemia y la imposibilidad de actuar durante los confinamientos. Acudieron a colonias de gatos ferales que no estaban bajo supervisión de ninguna asociación ni de vecinos y se creó para algunas incluso pequeños habitáculos para que los animales se pudieran proteger del frío y del calor.

Ayudar a los gatos ferales

Los 35 voluntarios que se sumaron al plan, coordinados en un activo grupo de wasap —hay 243 en un grupo de rescate de perros y 77 en otro—, sufragan los gastos de esterilización de gatas y gatos ferales y su atención médica, además de desparasitación. Han esterilizado ya a más de 200 felinos en pueblos y el alfoz de León.

El objetivo es además doble: bloquear la proliferación de gatos ferales y proteger pequeñas aves de los entornos urbanos y los pueblos que están especialmente afectadas por los cambios sociales y la desaparición de sus fuentes tradicionales de alimento, además de por la disminución de los insectos a consecuencia del uso de insecticidas. Los gatos son sus principales depredadores.

Sury, el primer perro rescatado de la calle por Dany Muñoz y que dio nombre al proyecto de ayuda a los animales y protección de la naturaleza. D.M.
Sury, el primer perro rescatado de la calle por Dany Muñoz y que dio nombre al proyecto de ayuda a los animales y protección de la naturaleza. D.M.

«¿Quién no ha dicho alguna vez: ‘matar dos pájaros de un tiro’?, se pregunta Dany Muñoz. «Nosotros hace muchos años sustituimos esa frase por esta otra: ‘Salvar dos pájaros de un suspiro’», explica.

«Eso es lo que estamos haciendo en varios pueblos de León, protegiendo a las pequeñas aves mediante la esterilización de gatas ferales. Gracias al convenio que tenemos con la Universidad de León y un grupo de 35 personas colaboradoras distribuidas por varios puntos de la provincia llevamos ya esterilizadas más de dos centenares de gatas y gatos, lo que supone una importante reducción de la población de felinos», explica. «Y no sólo se mejora la calidad de vida de los ferales, también se evitan peleas en temporadas de celo, camadas arrojadas a los contenedores, enfermedades, atropellos, etc», añade.

Amenaza para las pequeñas aves

«Por mucho que queramos a los gatos, sabemos que pueden suponer una gran amenaza para la fauna, en especial para las aves que habitan en el entorno rural, por eso comenzamos con este proyecto», explica Muñoz, el alma de esta asociación que puso en marcha hace 15 años.

Una de las gatas esterilizadas por la asociación El Bosque de Sury. CES GATAS
Una de las gatas esterilizadas por la asociación El Bosque de Sury. CES GATAS

Quieren ampliar el grupo de acción y buscar nuevos socios y colaboradores. Y seguir adquiriendo y construyendo los instrumentos con los que capturar en condiciones de seguridad para su esterilización y cuidado a los ferales, gatos a los que no es posible introducir en domicilios porque no se adaptarían a vivir en casas. Tienen un grupo de teaming —https://www.teaming.net/elbosquedesury—, que permite microdonaciones que desgravan en la declaración del IRPF. Basta con donar un euro al mes —o más si se quiere—, que se carga directamente en la cuenta corriente de cada colaborador.

Es el legado de Sury, el perro que ayuda a los gatos en León.

Caseta-refugio hecha con materiales reciclados para una de las colonias de El Bosque de Sury. D.M.
Caseta-refugio hecha con materiales reciclados para una de las colonias de El Bosque de Sury. D.M.

Si quieres colaborar: únete al voluntariado escribiendo al correo danisuryfuenteblanca@gmail.com, haciendo una aportación económica vía BIZUM al 669 064 158, haciendo un ingreso en la cuenta ES74 0081 5724 2200 0112 8118 (titular El Bosque de Sury, concepto CES Gatas) o mediante el registro en el teaming https://www.teaming.net/elbosquedesury

Una de las gatas esterilizadas por la asociación El Bosque de Sury. CES GATAS
Una de las gatas esterilizadas por la asociación El Bosque de Sury. CES GATAS

El perro que salva gatos en León
Comentarios