lunes. 27.06.2022

Los síntomas de la viruela del mono son similares a la de la ya erradicada viruela (1982), aunque algo más leves —fiebre, dolor de cabeza, muscular, de espalda, escalofríos y agotamiento— y con frecuencia hay inflamación de los ganglios y una erupción cutánea, que comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo, principalmente manos y pies. Tras la infección por contacto con animales, el período de incubación va de 7 y 14 días o 5 a 21. A diferencia de la viruela humana, es frecuente la aparición de ganglios inflamados. También conlleva una erupción que, a menudo, comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo, particularmente a manos y pies. Suele durar de dos a cuatro semanas.

Se transmite a través de saliva o excreciones respiratorias, o por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra.

También a través de heces, así como las relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición. Podría tratarse de una infección de viruela del mono cuando haya «exantema vesicular» sin causa explicable en cualquier parte del cuerpo y al menos uno de los síntomas clásicos de esta enfermedad (fiebre superior a 38,5, dolores de cabeza intensos, mialgia, artralgia, dolor de espalda o linfadenopatía).

Qué es y cómo se manifiesta
Comentarios