miércoles 25/5/22

No todo es temblor en en el Párkinson

Una marcha visibiliza en León la enfermedad para poner el acento en que los afectados sufren otros síntomas previos
                      Salida de la marcha organizada por la Asociación Párkinson de León. MARCIANO PÉREZ
Salida de la marcha organizada por la Asociación Párkinson de León. MARCIANO PÉREZ

Ni el viento ni el agua frenaron ayer las ganas de los aproximadamente doscientos participantes en la primera marcha presencial organizada por la Asociación Párkinson de León. Familias y personas afectadas por la enfermedad tienen como objetivo visibilizar la enfermedad que no siempre se manifiesta con temblores.

Los cinco metros recorridos en esta carrera solidaria y los regalos sorteados para los participantes, sirvieron, tras la primera edición del año pasado de manera online, Run For Párkinson tiene como objetivo es recaudar fondos para el mantenimiento de las terapias de rehabilitación de las personas afectadas tanto de León como de Villablino. Los fondos irán destinados a los programas de rehabilitación física que se están desarrollando en la actualidad.

Esta actividad se realiza con motivo de la celebración del Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson (11 de abril) por lo que las pruebas se disputaron los días 10 de abril en Villablino, y ayer en León.

«El Párkinson es algo más que el temblor», aseguran los organizadores. De hecho, el primer síntomas de la mayoría de las personas que padecen la enfermedad es la depresión, que afecta al 40% de los afectados, y no sólo se reconoce por problemas de movilidad anormales e involuntarios, como el temblor de las manos.

La investigación es importante para avanzar en el conocimiento de las causas de la enfermedad. Investigadores del Laboratorio Nacional de Biociencias de Brasil (LNBio) en el Centro Brasileño de Investigación en Energía y Materiales (CNPEM) en Campinas, estado de São Paulo han revelado cómo el desequilibrio de la microbiota intestinal puede conducir a la enfermedad de Párkinson. Cada vez hay más pruebas de que la microbiota intestinal, el conjunto de bacterias, virus, hongos y otros microorganismos que colonizan el tracto gastrointestinal, puede influir en el desarrollo y la progresión de los trastornos neurodegenerativos, informa EP.

Dos artículos publicados por investigadores brasileños refuerzan esta hipótesis y describen un mecanismo por el cual el desarrollo de la enfermedad de Párkinson puede deberse en parte a un desequilibrio entre las bacterias patógenas y beneficiosas en los intestinos conocido como disbiosis. «La investigación ha demostrado que el Párkinson a menudo se diagnostica tarde y que puede originarse mucho antes en el sistema nervioso entérico (que controla la motilidad gastrointestinal).

No todo es temblor en en el Párkinson
Comentarios