viernes. 27.01.2023
Turquía ha intensificado a partir de hoy las medidas de prevención y el sacrificio de más de 700.000 aves para controlar el brote de gripe aviaria que en tres semanas se ha cobrado la vida de al menos cuatro personas. Los expertos se enfrentan a lo que ya se conoce en el país como la fórmula de la muerte: el virus, más la pobreza de la zona, más la ignorancia de la población. Tres variantes que se combinaron de forma mortal en el caso de la Fatma Ozcan, la adolescente que ael domingo se convirtió en la cuarta y última víctima hasta ahora de la gripe aviar en Turquía. La joven se contagió cuando troceaba un pollo que había muerto de forma repentina en el pequeño corral de su familia, dos semanas después de que las autoridades turcas lanzaran una ambiciosa campaña para erradicar el virus y explicar a través de la televisión cuales eran los orígenes de la enfermedad. Según los doctores, Fatma llegó cinco días después de haberse contagiado al hospital de Van, en el este del país, demasiado tarde para que el remedio le hiciera efecto. Su padre, Mehmet Emin, un humilde campesino, se resistió además a que su hija Fatma, y su hijo Mohamed, de cinco años, también afectado, fueran trasladados a Van desde el hospital general de Dogubeyazit. Su resistencia fue vencida sólo cuando los galenos le prometieron que no tendría que pagar los gastos médicos pese a no poseer la «carta verde», el documento que el Gobierno turco extiende a las familias más pobres para que puedan disfrutar de asistencia médica gratuita. «Si debe morir, que muera aquí. Trátenla aquí, pero no me obliguen a ir a Van sin la carta verde», fue, según los médicos, su grito desesperado. Hasta el momento, los análisis no han confirmado que la causa de la enfermedad de Fatma fuera la gripe aviar, pero todo apunta a que el virus H5N1 originó su muerte porque el laboratorio ha probado que su hermano Mohamed esta infectado. El doctor Husein Avni Sahin dijo el domingo que en los cuatro casos de muerte hasta ahora conocidos, el factor decisivo fue que los pacientes fueron ingresados tarde.

Turquía intensifica los controles tras la cuarta muerte por gripe aviaria
Comentarios