domingo 22/5/22

La última polémica de los pañales desechables: ¿contienen tóxicos?

Casi una treintena de organizaciones piden a Europa vigilar la presencia de sustancias peligrosas en estos productos
undefined
Los pañales han generado polémica sobre sus posibles tóxicos. DL

 "Petrolatum, stearyl alcohol y paraffinum liquidum". No es un hechizo de Harry Potter, sino que son algunos de los ingredientes de los pañales de bebé desechables que se venden en los supermercados españoles. Sin embargo, varias asociaciones van más allá y denuncian "la presencia de sustancias con perfiles de riesgo muy graves". ¿Cuáles son? Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), policlorodibenzo-p-dioxinas (dioxinas o PCDD), policlorodibenzofuranos y policlorobifenilos (PCB).

En una misiva enviada este miércoles a la Comisión Europea y firmada por 28 organizaciones reclaman al ejecutivo comunitario "mayor protección de la salud". Además, recuerdan al ejecutivo comunitario que la Estrategia de la UE sobre productos químicos para la sostenibilidad marca que se deben fabricar productos libres de sustancias químicas nocivas. "Todos los consumidores tienen derecho a productos seguros y sin tóxicos", señala Dorota Napierska, miembro de Zero Waste Europe, entidad que encabeza la iniciativa junto a European Environmental Bureau (EEB), Health and Environment Alliance (HEAL) y Client Earth.

En 2019, una denuncia de la Agencia francesa para la Seguridad y Salud Alimentaria, Medioambiental y Ocupacional (Anses) despertó las sospechas. "Hay un cierto número de sustancias que superan los límites sanitarios y que por tanto es urgente eliminarlas o reducirlas al máximo, algo que es absolutamente posible de hacer hoy en día", alertó el director de la agencia francesa.

Un descubrimiento que llevó al organismo a presentar una "propuesta fundada" para restringir en toda la Unión Europea este grupo de sustancias extremadamente peligrosas en estos productos infantiles. Este hallazgo también se produjo en España. "Detectamos la presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) en 2 de las 13 muestras, encontramos fenantreno y naftaleno, en cantidades muy pequeñas, por debajo del límite legal", señalaba la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 2015. "Estudios posteriores han demostrado que este problema ya es historia en España", añadían hace tres ejercicios.

En la investigación de 14 pañales desechables de 9 marcas, la OCU concluyó que los datos eran "tranquilizadores, si bien los resultados de Francia deben hacernos pensar".

Doscientos pañales al mes

Un bebé recién nacido generalmente necesita 7 pañales desechables por día, es decir, alrededor de 200 pañales al mes, por lo que "un niño puede necesitar unos 4.000 pañales en sus primeros años", según la Anses. "Es esencial reducir, en la medida de lo posible, su exposición a una serie de sustancias preocupantes, como las que puedan entrar en contacto con su piel", destaca Carlos de Prada, director de la asociación española Hogar sin Tóxicos, que apoya la carta abierta enviada este miércoles a la Comisión Europea para impulsar la restricción francesa.

En contraposición a estas afirmaciones tan contundentes, la patronal de fabricantes de estos productos, Edana, se defenció en un comunicado: "Ningún pañal comercializado en la Unión Europea no ha superado los umbrales de seguridad". Sin embargo, Bruselas, de momento, guarda silencio sobre la petición gala de restringir estas sustancias en los productos infantiles. Sólo hay un informe y es de la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) que reconoce la presencia de estos químicos que pueden representar un riesgo y admite que lo mejor sería reducir o eliminar su presencia, pero, sin embargo, decide no apoyar la propuesta francesa, alegando la existencia de algunas dudas.

"Las incertidumbres existentes no deben utilizarse para desacreditar la restricción, sino más bien para apoyarla en el objetivo de una, reclaman 28 entidades a la Comisión Europea en la misiva enviada este miércoles a Bruselas.


¿Contaminan los pañales?

Al cóctel de ingredientes de los pañales desechables hay que añadir nuevos componentes. Celulosa, poliéster, pigmentos, polipropileno y polímeros de poliacrilato que "atrapa el líquido y evita que la piel del bebé vuelva a mojarse, manteniéndola seca", explican los fabricantes.Sin embargo, estos materiales y estos pañales son relativamente 'jóvenes' en los hogares españoles. Su llegada a los lineales de los supermercados está fechada en los años 60.
Hasta ese año, los de tela eran los reyes en las casas españolas y vuelven a muchos hogares por su reducida huella ecológica. Una investigación de la Agencia de Medioambiente de Reino Unido ha puesto cifra al impacto de los pañales desechables.

El estudio británico señala que el uso de este tipo de productos durante dos años y medio conlleva una emisión de 550 kg de dióxido de carbono aproximadamente. No obstante, si se usan pañales reutilizables, se lavan a cargas casi completas de lavadora, se secan al aire libre y se reutilizan tienen una emisión de 200 kg de dióxido de carbono en dos años y medio.Los pañales desechables son una de las principales fuentes de residuos en el planeta. Más de 2.000.000.000 de pañales son tirados al contenedor de restos en España cada año y no son reciclables, sino que finalizan su vida útil en el vertedero.

La última polémica de los pañales desechables: ¿contienen tóxicos?
Comentarios