miércoles. 08.02.2023
EL CENTRO Democrático y Social (CDS), aquel partido-bisagra fundado por Adolfo Suárez cuando ya la UCD estaba a punto de pasar a mejor vida, acaba de desaparecer oficialmente: el Partido Popular aprobó el pasado lunes la integración de sus restos en su organización y el ingreso de su presidenta actual en la junta directiva nacional del PP. La noticia, que ha pasado prácticamente inadvertida, confirma sin embargo un dato negativo de nuestra democracia: el fracaso definitivo de los partidos-bisagra, de las denominadas «terceras vías» centristas de ámbito estatal que, a la manera del Partido Liberal alemán (FDP), son capaces de inclinar la balanza a un lado o al otro, sustituyendo con ventaja a las formaciones nacionalistas o a las fuerzas extremistas.

Adiós al C.D.S
Comentarios