martes. 07.02.2023
No me molestaría perder ni un solo segundo de mi tiempo en comentar la, para mi gusto, estrafalaria noticia de que en el Ayuntamiento de Mansilla de las Mulas se ha aprobado por mayoría del PP y la UPL la moción presentada por este último grupo (que en este caso ni siquiera es un grupo) con motivo de la modificación del Estatuto de Autonomía de CyL. Lo que sucede es que la noticia no es cierta en todo lo que dice, ya que no fue la portavoz socialista la que puso en boca del concejal de UPL cosas que no había dicho, sino al contrario, en un vano intento de ridiculizar su intervención, porque a nadie se le escapa que en Mansilla de las Mulas todos somos leoneses, pero leonesistas hay pocos, sobre todo a juzgar por los cada vez peores resultados que obtiene este partido en las elecciones. Dicen ustedes que este concejal se reveló como un profundo conocedor de la Constitución, y yo no se lo voy a discutir, que a lo mejor lo es, y no sólo él, sino también todas las mentes pensantes de la UPL, que proponen en su moción que sea el nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla y León el que «recoja en su articulado la regulación del procedimiento que permita la separación del Reino de León de la actual comunidad autónoma para pasar a constituir una comunidad autónoma exclusivamente leonesa» (esto es cita textual). Y no se ponen ni colorados. Pero no sólo en esto demostró no ser un gran conocedor de nuestra Carta Magna, también pasó por alto uno de los derechos fundamentales, como es el derecho de expresión, al decir que es inconstitucional que alguien no esté de acuerdo con el sistema autonómico español. Ya he dicho al principio que no quiero perder el tiempo con esta noticia, pero sí quisiera aprovechar para contar algunas cosas que sí son de verdad importantes y pueden condicionar y mucho el futuro de Mansilla, como es la revisión del planeamiento urbanístico, que mucho nos tememos que sirva para regularizar situaciones ilegales o para recalificar propiedades de personas afines que no están en suelo urbano. Otro asunto muy importante ha sido la venta de los terrenos del polígono industrial, que solamente se ha dicho lo bueno que va a ser para Mansilla, pero no se ha dicho lo que supone la pérdida de estos terrenos para el ayuntamiento, y el dinero que han perdido las arcas municipales con esta venta. También es importante saber cómo se llevan a cabo las contrataciones y adjudicaciones de obras y servicios. En esto contamos con una verdadera experta en procesos negociados y sin publicidad, pero eso sí, enseguida se encargan de aclararnos que se debe a la urgencia de actuar y que ninguna de estas empresas tiene nada que ver ni con la alcaldesa ni con su equipo. Hay tantas cosas que huelen mal en este ayuntamiento que parece imposible que nos quedemos parados viendo como personas que jamás se habían preocupado por este pueblo vengan a medrar política y personalmente a costa de los intereses de los vecinos de Mansilla. Sólo espero que el tiempo y las próximas elecciones municipales pongan a cada uno en su sitio, y si no es así, habrá que dar entonces la razón a ese dicho popular según el cual cada pueblo tiene lo que se merece. M.ª del Camino Pescador Martínez (portavoz Grupo Socialista del Ayuntamiento de Mansilla de las Mulas). Hace escasos meses se abrió la nueva calle Faustina Álvarez García, supuestamente peatonal. Y digo «supuestamente» porque esta calle, ajardinada y bonita, se ha convertido en el aparcamiento de la zona, hasta el punto de que, una de la calle, también «supuestamente» destinada a juegos infantiles, se ha convertido en el aparcamiento preferido, de tal forma que, cuando se intente dedicar a lo que, en principio parecía iba a ser dedicada, estará llena de manchas de aceite y suciedad. La Policía Local pasa mil veces por esta zona, pero nunca se la ha visto intervenir en esta calle. Los coches entran y salen como Pedro por su casa, sin ningún tipo de restricción. A todo esto debemos añadir que, desde el primer día, las papeleras que pusieron, muy bonitas, están más por el suelo que en su sitio y no por la acción de los gamberros de turno sino porque no se sujetan simplemente. Es una pena que una calle nueva que podría ser un ejemplo del nuevo talante del Excmo. Ayuntamiento, se convierta en un desgraciado ejemplo de lo que no debe ser. Espero que, quien deba hacerlo, tome nota y subsane estas deficiencias que en nada ayudan al buen nombre de esta ciudad. Aquilino Laserna Perea (León). José (León; edición digital).

Seamos serios
Comentarios