jueves 20.02.2020

Tribuna | Carta abierta a Paradores

prada

La comisión de expertos que acomodará las obras de arte, que albergaba nuestro Hostal de San Marcos, ya está creada, y bienvenida sea, si va a servir para que nuestro parador, vuelva a ser, el referente de todos los Paradores españoles, y el mecenas que fue en su día, siendo el epicentro de la vida cultural y turística leonesa.
Pero creemos que no es mucho pedir, que las 1.300 obras que pertenecen al Parador de Leon, estén perfectamente catalogadas y registradas como pertenecientes al Hostal de San Marcos. Dichas obras se podrán exponer, como digan los expertos de cuya profesionalidad no dudamos. Se podrían también pasear y mostrar por todos los Paradores de España, pero siempre catalogadas como parte del patrimonio leonés.


Tenemos por desgracia muchos ejemplos de cómo nos han expoliado nuestro patrimonio, y que está diseminado por muchos lugares de España, porque se prestó para exposiciones tanto nacionales como internacionales, y nunca fue devuelto. (Léase el crucifijo de Fernando y Sancha, el Cristo de Carrizo, etc.).  Como ya llueve sobre mojado, exigimos transparencia en todas las actuaciones sobre el Hostal de San Marcos. No pedimos más que lo que es nuestro esté perfectamente catalogado.
Que un parador como el de San Marcos, que tenía 250 habitaciones, pase a tener 50, supone cargarse la capacidad hotelera más importante que tenía León, para atraer congresos de primera magnitud, pero si además se disemina todo su patrimonio, puede que al final se quede como un hotel más de los que hay en todo el territorio español, perdiendo toda la prestancia, y la categoría de gran lujo que tenía nuestro parador.


No solamente son los cuadros, las obras de arte que colgaban sobre sus paredes. Sino también la magnífica colección de tapices que albergada el salón del peregrino, y el tercer piso del edificio, así como las magníficas antigüedades que inundaban sus estancias, bargueños, espejos, cunas de infantes. Todas ellas auténticas joyas de valor indescifrable. Su nivel de conservación, era excelente, dado que tanto los sucesivos directores que tuvo nuestro hostal, como el resto de la plantilla, mimaron este patrimonio, con excelente dedicación y profesionalidad. Ellos son el otro patrimonio de nuestro parador, y como tal merecen ser tratados, con todo el respeto y generosidad por parte de los organismos competentes.


Deseamos que esta comisión de reciente creación, responda a las expectativas para las que fue diseñada, pero no cejaremos en nuestro empeño de pedir que nuestro Hostal de San Marcos, vuelva a tener el caché, y la utilidad que tenía para la ciudad de León, para lo cual es imprescindible, que se presupueste y financie la segunda fase, y la capacidad hotelera del Parador vuelva a ser la que fue en sus más de 50 años de vida, 250 habitaciones, sirviendo de atractivo para congresos de primer nivel, con las consecuencias económicas y turísticas de primera magnitud que desde su construcción tuvo para esta ciudad.


Pedimos pues transparencia en el proyecto y financiación de la segunda fase. Los ciudadanos de León no queremos más decepciones con nuestro patrimonio, y no vamos a consentir que seamos perjudicados una vez más en el reparto de los presupuestos del estado.

Tribuna | Carta abierta a Paradores
Comentarios