sábado 24/7/21

Editorial | La espera de los helechos de la Ciuden

La Ciuden quiere seguir creciendo con la puesta en marcha del proyecto para el centro polivalente en el que las turbinas y las calderas de la antigua central Compostilla I serán sustituidos por los helechos traídos de Nueva Zelanda y Australia desde 2015 que poblarán la sala Fuego Verde. La iniciativa, más humilde y mucho menos costosa que la idea originaria del Bosque Carbonífero, está pendiente del visto bueno del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. El departamento de Teresa Ribera debe empezar a actuar con movimientos concretos y perceptibles para que los proyectos que planean como intangibles promesas de humo sobre las cuencas mineras no parezcan solo eso, humo, y se asienten en respuestas reales a las necesidades evidentes de estos territorios. Este plan de la Ciuden no es de hoy ni de ayer, y todo no puede esperar eternamente en la cola interminable de las intenciones.

Editorial | La espera de los helechos de la Ciuden