viernes 3/12/21

Inolvidables

¡¡¡ Viva María y Mª Carmen y Flori y Dorita y… todas ellas¡¡¡ Es lo mismo que decir viva las madres que los parió. Y es que este grupo de madres parieron una camada de futbolistas que nos hicieron vivir el mejor momento futbolístico de la historia.

Esta camada logró sacar a la calle a millones de españoles al unísono con una sola bandera sin ideologías ni forofismos, a todas las edades y géneros, saltando y abrazándonos los unos con los otros como si a todos no hubiera tocado el gordo.

Hace justamente 10 años, el 11 de julio la selección española de fútbol se proclamaba Campeona del Mundo en Sudáfrica y fue a raíz de ese momento donde el fútbol español empezó a vivir su época dorada, no sólo por sus éxitos deportivos sino por la demanda que existía en el mundo entero de conocer el fútbol español. Querían conocer cómo lo hacíamos tan bien, venían de todas partes del mundo a aprender de nuestro fútbol y empezamos a exportar entrenadores y crear academias de fútbol en gran parte del mundo; tal fue esa circulación de conocimiento que el siguiente campeón fue un disciplinado alumno que pasó muchas horas en Las Rozas, Joaquim Loëw con su selección Alemana.

Una de las personas que hizo los cimientos de esa selección fue Luis Aragonés ganando la Euro del 2008 pero para mí quien sostuvo esos cimientos y acabó la obra fue ese bigote paciente y lleno de valores, D. Vicente Del Bosque, el que tras el primer partido con derrota ante Suiza llovieron las críticas por poner a un tal Busquets de titular y que atajó la crítica rápidamente diciendo que le gustaría tener a Busquets en cualquier equipo que él estuviera. Ahí empezó a ganar el mundial, se ganó el respeto de todos dentro y fuera del vestuario sabiendo que nadie podía salir herido de esa derrota para el devenir del Mundial porque cualquiera podía ser determinante en cualquier momento. Y así lo fueron en sus momentos Iniesta o Casillas (aunque alguno quiera ensombrecerlo).

Muchos niños alevines e Infantiles han podido ver estos éxitos en paralelo con sus primeras patadas a un balón y eso ha hecho repuntar la práctica de este deporte en la base.

Estos jugadores y técnicos serán inolvidables por su épica pero para mí lo serán por habernos hecho aflorar emociones conjuntas de toda una sociedad y de fomentar en los más pequeños y pequeñas la práctica del fútbol. Gracias a «La Roja».

Inolvidables
Comentarios