domingo. 14.08.2022

Los patriotas

De todo lo que haya grabado con patente de corso policial el salteador Villarejo, «El alcantarillas», ¿cuánto acabaremos sabiendo realmente y cuánta cosa no será -o ya fue- tapada con dinero, con razones de Estado o con aviso mafioso?... Las grabaciones que está haciendo públicas El País son demoledoras, llevando a concluir que el alma de la nación está algo podrida y triturada su honestidad y credibilidad democrática. El ejemplo que han dado lo tomará el «enemigo» como coartada para lo peor, démoslo por seguro. En la última entrega, y vistos ya otros entrometimientos y artes sucias contra el independentismo, se define a los catalanes como hijos de puta, al igual que los vascos.

Si yo me llamara Kepa Pelaezgorri o Pau Pelaezpuig, dijo nuestro Peláez a secas en el corrillo, ¿sería muy grosero cagarme en los muertos de esa gente que se organizó como policía patriótica y en la que se implicó el propio ministerio del Interior, y eso es decir el Estado, desbartatándole toda credibilidad posterior?... poneos sólo un rato en el pellejo de un catalán o un vasco con el entendimiento tan romo como la punta de un colchón. ¿Y cuánto de todo eso -amén de espionajes y Pegasus- puso el Govern sobre la mesa de diálogo que ayer alcanzó en La Moncloa un acuerdito para buscar vías de desjudialización del conflicto político, pero no para amnistiar a los procesados o prófugos, ni poner senda al referéndum de autodeterminación?... hubo también otro acuerdito para impulsar en Europa el uso del catalán, la lengua, el gran mantra identitario que no cesa en imponerse a machamartillo en una comunidad donde, qué curioso, el apellido más numeroso es el García seguido de Martínez, López, Fernández, Sánchez, Pérez... sólo en el número 20 aparece uno propiamente catalán. El roto que nos ha hecho el patriotismo policial y el trincherismo político no dejará de crear nuevos indepes y elevar el precio de todo acuerdo. Gracias. Encoñado el catalán en lo suyo y enconado contra la España que le espía e insulta, el futuro ya no es lo que era.

Los patriotas
Comentarios