jueves. 18.08.2022

El cardu de Tolstoi

Diba you un día de branu caminando polos praos qu’hai al pía del ríu Sil cuando, de golpe, un cardu grande ya de flor bril.lante ya encesa apoderóuse de los mieus güechos. Quedéi amirando esa plantina, tan humilde ya probe pa nós, anque valoratible pa outros. Por exemplu, el cardu yía un símbolu importante pa la nación escocesa. Cuenta la l.leenda que cuando los vikingos atacaban a los escoceses, un cardu pinchóu a un soldáu nórdicu ya esti gritóu, descubriendo, entós, la sua posición, de manera que los escoceses aproveitanon la intervención del cardu pa ganar aquel.la guerra.

Mientras amiraba p’aquel humilde cardu que naciera xunto al Sil, alcordéime you tamién de la novela «Hadjí Murat», de León Tostoi. Cuenta l’escritor rusu que, volviendo un día de branu pa casa, alcontróu un cardu poderosu ya quixo arrincalu. Pero’l cardu puxu muita resistencia ya, cuando Tolstoi l.logróu separtalu del suelu, la planta ya la flor taban yá destrozadas: «¡Qué potencia, que vitalidá! ¡Cómo se defiende ya qué cara vende la sua vida!», escribiera Tolstoi.

El cardu, cona sua resistencia ya insumisión, yera pa Tolstoi una perfeuta representación de Hadjí Murat, un héroe de la tribu ávara causcásica. Hadjí Murat fixera primeiro la guerra a los rusos ya más tarde a la outra parte enemiga de la sua mesma tribu. Alcordándose del cardu, que nun se rinde enxamás, escribíu León Tolstoi esta obra que s’espublizóu van cientu ya diez anos, en 1912, poucu depués de la muerte del escritor. Nun pudo vere la l.luz antias esta novela póstuma porque nestas páxinas Tolstoi criticaba acedamente al zar por autoritariu ya descalificaba tamién la política del Imperiu rusu pa imponer la civilización occidental a las tribus del Cáucaso, desaniciando las sua culturas propias.

La novela «Hadjí Murat» yía una xoya l.literaria, una de las mechores obras de Tolstoi, que pola sua parte yía un xeniu de la l.literatura universal. Tolstoi fai una perfeuta descripción de la cultura ávara ya d’outros pueblos caucásicos, pero con una guapura l.literaria difícil de superar. Al final de la novela, escribe Tolstoi qu’aquel cardu invencible qu’él destrozara al arrincalu un día de branu, faía venire outra vuelta a la sua memoria la figura del cuerpu de Hadjí Murat, derrotáu ya descuartizáu: entrambos, el cardu ya l’héroe, fueran estrel.las fugaces, como nós mesmos, pero l’héroe ya’l cardu tenían l’aquel de sere flores insumisas que vendían la sua vida al preciu más altu. Como tolos escritos de Tolstoi, esti tien un menxax bien fondu: el ser humanu nun tien l.libertá p’afuxir de la muerte, pero sí de la humillación.

El cardu de Tolstoi
Comentarios