miércoles. 17.08.2022

La calvicie iguala a hombres y mujeres

Las consultas de la población femenina por alopecia androgenética congénita han pasado del 10% al 50% en 40 años
                      El doctor Pablo García Fernández, especialista en medicina capilar, al frente de la Clínica de Medicina Capilar de León. DL
El doctor Pablo García Fernández, especialista en medicina capilar, al frente de la Clínica de Medicina Capilar de León. DL

ana gaitero

LEÓN

Herencia, estrés, alimentación, cambios hormonales... son algunas de las causas que están detrás del incremento de la alopecia androgenética congénita entre las mujeres. Según el doctor Pablo García Fernández, especialista en medicina capilar, a finales de los años 80 tan solo el 10% de las consultas por alopecia androgénica congética eran de mujeres. En la actualidad la cifra alcanza al 50%.

Unos datos que ponen de relieve un problema silenciado y que cobró protagonismo mediático a raíz del incidente del actor Will Smith en la ceremonia de entrega de los Oscar, cuando increpó al presentador, Chris Rock, por la alusión que este hizo a la calvice de Jada Pinkett.

«La alopecia, denominada de manera popular caída anormal del cabello, es un fenómeno tan temido como común que se manifiesta con independencia del género o la generación de quien lo sufre, generando, por norma general, un gran estado de desasosiego y angustia», explica el doctor Pablo García Fernández, que dirige la Clínica Médica Capilar de León

El especialista hace hincapié en la importancia de consultar a los expertos y no fiarse de spot publicitarios, remedios de herboristería, ni siquiera de los influencer. «Es posible paliar la caída del cabello, ganar pelo o al menos retrasar la evolución de la calvicie», apunta. Pero hay que recurrir a los profesionales acreditados.

Por su despacho han pasado innumerables pacientes que sufrieron las consecuencias de remedios carentes de deontología profesional y patrocinados por el intrusismo: «Realizar un estudio médico correcto es fundamental».

Pablo García Fernández recalca que «los verdaderos especialistas en este campo son los tricólogos —doctores expertos en la rama capilar-— no los fenómenos de herbolario, las etiquetas del champú ni las recomendaciones de una “influencer” de confianza. Porque cada caso es un mundo y necesita un diagnóstico acertado e individual, tal y como asegura García: “hay enfermos no enfermedades».

Este especialista advierte que hay que tener en cuenta que la alopecia también puede observarse en zonas como cejas, barba o pestañas y, aunque suene paradójico, en ocasiones viene acompañada de la aparición de vello. «Es bastante común, al igual que la presencia de acné u otras manifestaciones hormonales relacionadas con el proceso», afirma.

El examen médico es crucial para que estos síntomas no se confundan «con otras patologías que puedan desembocar en un tratamiento contraproducente», añade Pablo García Fernández.

Tanto los avances tecnológicos como la ciencia ofrecen soluciones médicas, cosméticas y quirúrgicas con una efectividad notable a la hora de paliar la caída del cabello, defienden los profesionales de este campo.

Tratamientos como la mesoterapia —infiltraciones subcutáneas, que activan biológicamente las células  capilares— sólo pueden aplicarlas el personal sanitario, al igual que la indicación de los tratamientos de vía oral o tópica. El médico leonés explica que en caso de enfrentar una alopecia irreversible se puede recurrir al injerto capilar. «Es una excelente opción para reponer el pelo», en casos indicados.

Pero cada caso debe valorarse de forma individual. Para los injertos existen técnicas diversas que han de valorarse según el caso y en busca de la mejor estética posible, recomienda el doctor de la Clínica Médica Capilar. Para su realización es necesaria la anestesia local y el postoperatorio es sencillo: «Se puede hacer vida normal casi desde el primer momento siempre que se sigan las indicaciones pertinentes», añade Pablo García Fernández.

La calvicie iguala a hombres y mujeres
Comentarios