domingo 05.07.2020

Competir a través de la digitalización

Competir a través de la digitalización

maría j. muñiz | león


La transformación digital del conjunto de las empresas aceleraría hasta un 10% el Producto Interior Bruto (PIB), y supondría la mejor defensa frente a un nuevo período de recesión. La inversión en nuevas tecnologías ha crecido en los últimos años, aunque en el caso de las empresas locales no a un ritmo suficiente como para alcanzar la velocidad de las autonomías y países más avanzados. Un tejido empresarial de micropymes sigue lastrando este proceso, a la vez que abre una preocupante brecha digital para las sociedades que forman más del 98% del empresariado local. También la diferenciación por sectores es clara. Mientras, en las últimas semanas los partidos políticos han reiterado su apuesta con el esfuerzo inversor en I+D. Aunque rebajando las expectativas de hace unos años.


La inversión de las empresas autonómicas en tecnología se incrementó con fuerza en los últimos ejercicios, según el Observatorio de Economía Digital del Servicio de Estudios del Colegio de Economistas de Valladolid. Mejora así la posición de Castilla y León en el conjunto nacional, aunque el informe advierte de que la inversión se da sobre todo en compra de equipamiento, y no tanto en investigación o capacitación del capital humano.


Las empresas del sector servicios son las que realizan un mayor esfuerzo en inversión en nuevas tecnologías, lo que redunda directamente en su competitividad; mientras que en el sector industrial, que afronta el reto de la industria 4.0, dedica su mayor esfuerzo de gasto en mejorar sus softwares. En el resto de los sectores (construcción y agricultura) el retraso digital es preocupante. Con todo, el Ecova advierte sobre todo de la brecha que se abre entre las empresas más grandes y las que tienen menos de 10 empleados, que son la gran mayoría de las locales. Su modernización está «muy alejada» de la media española, a lo que contribuye también que muchas de ellas ni siquiera tienen acceso a un internet de calidad.


También preocupa otro dato en el proceso de digitalización de las empresas: son minoría las que, incluso de mayor tamaño, apuestan por la contratación de especialistas tecnológicos en sus plantillas. Industria y servicios son, de nuevo, los sectores más dinámicos en este sentido.


Frente a esta realidad los expertos claman por un plan de choque urgente en la transformación digital de la economía, como el remedio más eficaz ante una futura recesión. Así lo desvela el informe de la consultora Advice Strategic Consultants, que apuesta por esta medida de urgencia sin renunciar a otras como el impulso de un nuevo tejido productivo o el aumento del peso de la industria. De hecho, los líderes de opinión lamentan que no se haya apostado por una economía del conocimiento, en lugar de dejarse llevar por la bonanza del turismo.


Apuestan por un plan público-privado que, como hizo el Gobierno de Obama en 2009, se vuelque en salvar a las empresas sistémicas y financie la transformación digital de pymes y microempresas.


El informe advierte de que el 48% de las grandes empresas ya está digitalizada, pero sólo un 24% de las pymes, microempresas y autónomos (que suponen un 99,88% del tejido empresarial y sostienen un 66% del empleo) tiene siquiera intención de digitalizarse.

Competir a través de la digitalización
Comentarios