domingo. 14.08.2022

No rompas la mirada de tu mascota

La carlino Tina, de 8 años, y el gato Merli, de cuatro, son los protagonistas leoneses de la campaña de la Junta contra el abandono animal que aumenta en vacaciones
                      La nueva mascota de la Cámara de los Comunes británica es un gato y se llama Attlee. JESSICA TAYLOR
La nueva mascota de la Cámara de los Comunes británica es un gato y se llama Attlee. JESSICA TAYLOR

Una campaña de sensibilización contra el abandono de animales de compañía, con el lema de Miradas rotas, ha lanzado la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León con vistas al periodo veraniego y vacacional para incidir en el «fracaso social» que supone esta conducta. La campaña, enmarcada en un proyecto de concienciación social sobre la tenencia responsable de animales de compañía, se estructura en torno a un anuncio audiovisual y un documental de cuatro capítulos, han informado este domingo fuentes de la administración autonómica.

La campaña se apoya en un documental que hace un recorrido por las nueve provincias de la Comunidad contando buenas prácticas y experiencias veterinarias de diferentes animales. En León, los protagonistas son Tina, una carlino de ocho años muy tranquila a la que le cuesta salir de paseo más que a su dueña, y Merli, un gato de cuatro años que fue abandonado y rescatado por su nueva familia.

Entre los mensajes que se pretenden difundir, además del reproche a la falta de responsabilidad social que supone prescindir del compromiso de atención al animal del que voluntariamente se hace cargo, incide en el coste económico que al erario público implica la recogida, alojamiento, tratamiento y búsqueda de nuevos hogares. Durante los meses de mayo a septiembre llegarán a las entidades de protección de animales y centros públicos de protección animal en torno al 40 % de perros y el 50 % de gatos del total que pasarán por esos centros durante todo el año. En 2020 se produjeron 627 detenciones por maltrato o abandono de animales domésticos en España, una cifra que ha aumentado en los últimos años según cifras del Ministerio del Interior.

Bien sean encontrados en la calle o depositados por sus dueños en centros de protección animal, todo este protocolo cuesta una media que oscila entre los setecientos y mil euros de media, según las mismas fuentes.

La campaña también llama la atención sobre el peligro que supone para la ganadería extensiva unos animales de compañía, en referencia a los perros y gatos, que cuando son abandonados adquieren la condición de asilvestrados. Incluso «pueden pasar a ser un vector de riesgo para la transmisión de enfermedades a otros animales y a las personas, al no estar controlados sanitariamente», advierte la Consejería de Agricultura y Ganadería.

No rompas la mirada de tu mascota
Comentarios