domingo. 05.02.2023

Más de 45.200 millones de euros en activos. Eso es lo que supone la fusión de Caja España y Caja Duero, cuyo acuerdo se cerró ayer en Tordesillas y del que el Banco de España ya ha sido informado, por boca de los presidentes de Caja España y de Caja Duero, Santos Llamas y Julio Fermoso, quienes aseguraron que «nos ha felicitado y lo ha agradecido y seguiremos colaborando tanto con esta institución como con la Junta», matizaron.

Hoy será el turno de los consejos de administración de ambas entidades, que han sido convocados a las diez de la mañana para analizar y votar este acuerdo. En el caso de Caja España no se esperan sorpresas y está previsto que la unanimidad del consejo dé el visto bueno a la fusión. Otra cosa será lo que suceda en Caja Duero, ya que son varios los miembros del consejo que han estado siempre en contra de la unión con Caja España. Habrá que esperar, pero incluso desde la propia entidad charra no se duda del acuerdo, aunque creen que no sea por unanimidad y sí por mayoría.

A partir de aquí, ambas entidades inician un camino que debe llevar a la aprobación de este acuerdo por las asambleas de ambas cajas, algo que sucederá previsiblemente en marzo, según explicó el propio Santos Llamas. Asimismo, deberán preparar los trámites para solicitar préstamos del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) por valor de 562 millones, según el informe elaborado por la consultora KPMG.

Los consejos ratifican la fusión hoy, en marzo será la asamblea
Comentarios