viernes. 09.12.2022
Malestar

Los guardias civiles ven "pretextos ridículos" en la justificación de los contagios de Marlaska

El ministro del Interior relaciona a los agentes enfermos con la convivencia en los cuarteles, mientras las asociaciones profesionales hablan de retraso en la dotación de medios de protección 
cont
Un control de la Guardia Civil con motivo de la pandemia. KAI FÖRSTERLING

Varias asociaciones profesionales de guardias civiles han acusado este martes al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de recurrir a "pretextos ridículos" al establecer una relación entre la alta cifra de contagios de coronavirus y la mayor convivencia en pabellones y cuarteles del Instituto Armado.

En un comunicado, la mayoritaria AUGC ha acogido con "estupor e indignación" las declaraciones de Grande-Marlaska de ayer en la rueda de prensa en la Moncloa, donde aseguró que había pedido una información interna para analizar la alta tasa de positivos en Covid-19 en la Guardia Civil, que triplica a la Policía y supone más de la mitad del conjunto de cuerpos policiales. El ministro habló de varios elementos, entre ellos la convivencia en pabellones.

En concreto, con fecha de 27 de abril, en la Policía Nacional figuran 715 agentes contagiados, mientras que en la Guardia Civil son 2.120. En las policías locales son 769 los agentes infectados, y le sigue los Mossos d'Esquadra con 193; la Ertzaintza, con 65, y la Policía Foral de Navarra, con 29 positivos. En total, son 3.891 los agentes de Fuerzas de la Seguridad contagiados por coronavirus.

AUGC entiende que la mayor incidencia de contagios en la Guardia Civil no es "por la simpleza" a la que aludió el ministro sino a la "carencia generalizada de medios de protección y la alarmante falta de medidas organizativas". "Desde Interior y la Dirección General se hizo caso omiso a todas las advertencias", denuncian.

La asociación alude a datos de 14 de abril, cuando eran 1.500 los guardias civiles contagiados, y censuran la "falta de transparencia" de la institución, de ahí que reclamen "abrir las puertas y ventanas para convertirse en una cuerpo de seguridad pública moderno y democrático".

Fernando Grande-Marlaska reconoció ayer que la cifra de contagios en la Guardia Civil es "sustancialmente superior" y que, por este motivo, había pedido un informe al servicio de inspección y seguridad del departamento que dirige. "Me parecería un poco aventurero sacar una conclusión, pero una de ellas es que en la Guardia Civil normalmente existe mayor convivencia, compartiendo pabellones, pero este es un elemento de otros plurales", apuntó.

Grande-Marlaska aseguró la semana pasada en el Congreso que la curva de contagios había descendido en las últimas semanas dentro de los cuerpos policiales y mencionó el reparto entre los funcionarios a su cargo en Interior de 6,3 millones de mascarillas (quirúrgicas, FFP2 y FPP3), 1,5 millones de guantes, 30.450 batas, 12.000 gafas, así como la realización de 5.000 test, "que se ampliarán -dijo- a 30.000 en los próximos días".

Rebaten al ministro

Otra asociación profesional representativa en el Consejo de la Guardia Civil, ASES-GC, ha censurado de "ofensa" las palabras del ministro y a lo anterior también ha señalado como causa de la mayor cifra de contagios la escasez de test realizados y la "falta de homogeneidad en los criterios" para realizar estas pruebas.

En cualquier caso, ASES-GC ha sostenido que los guardias civiles afectados por la pandemia "no vivían ni viven en el interior de los acuartelamientos, dándose la mayor parte de afectados en las cabeceras de comandancia donde la mayoría de su personal reside fuera". Por este motivo, piden que "no se banalicen" los errores cometidos por la Dirección General que lidera María Gámez.

"El problema no está en el lugar de residencia, sino en el puesto de trabajo", sostienen desde Independientes de Guardia Civil (IGC), que también cuestiona la falta de pruebas diagnósticas y han pedido que se aclare cómo se van a repartir los prometidos 30.000 test.

"La gran diferencia entre la Policía y la Guardia Civil es que estos hace años tienen un turno fijo de cadencia del servicio, donde trabaja un mismo cupo de policías sin rotar con el resto, mientras que en la gran mayoría de unidades de la Guardia Civil el personal va rotando entre sí, por lo cual es normal que el número de contagios sea sustancialmente mayor en el nuestro", explican desde esta asociación.

Los guardias civiles ven "pretextos ridículos" en la justificación de los contagios de...
Comentarios