lunes. 05.12.2022

La Junta presupuesta 238,7 M€ en proyectos para 2023 alentada por los fondos de la UE

La transición justa tira de unas cuentas sin nuevas actuaciones y con partidas escasas para infraestructuras en marcha
                      DL29P2F1-21-49-20-8.jpg
DL29P2F1-21-49-20-8.jpg

Los presupuestos de la Junta para 2023 prometen una inversión para León de 151,65 millones de euros que, sumada a las transferencias de capital que nutren proyectos, alcanza los 238,7 millones. Gracias al aumento del techo de gasto, posibilitado por la inyección del dinero de Europa, la provincia contará con la cifra provincializada más alta de la comunidad. En esta cantidad caben los proyectos que había pendientes, como los regadíos y el conservatorio de música, aunque también deja partidas por el momento exiguas en algunos como el centro de salud y el instituto de Villaquilambre, las obras del polígono de Villadangos o el tramo leonés de la León-Braganza. 

La cantidad se asienta en un gasto total en León de 1.505,94 millones de euros, el 18,9% de los 7.986,3 millones provincializados, que ascienden hasta los 13.809,8 millones de euros totales con las partidas sin provincializar que regulan en funcionamiento ordinario de las instituciones asentadas en su mayoría en Valladolid.

La consejería de Economía y Hacienda apuntan 1,8 millones para el polígono de Villadangos, que aún deberá esperar hasta 2024 para el impulso definitivo que cubra los más de 16 millones de presupuesto. Junto a este suelo, la Junta aportará 2 millones el nuevo sector del polígono de La Robla; 1,4 millones para el parque industrial del Bierzo Alto —estos dos últimos del plan del Carbón 2013-2018—; y 360.165 euros para el de Cubillos. No aparece más que 88.663 euros para el Parque Tecnológico, donde la ampliación quedará para el ejercicio siguiente.

El departamento del leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones dispone 7,5 millones en el capítulo de transferencias de capital. Entre ellas sobresalen las depuraciones en espacio naturales: 2,5 millones en el Valle de San Emiliano y 2,2 millones en las Hoces de Vegacervera, que vienen aún del Plan del Carbón 2013-2018.

Pero el grueso económico de la consejería se anota en el apartado de inversiones reales. Dentro de esta lista aparecen 31,5 millones de euros vinculados a fondos de la UE para reestructuración del carbón. Después del último verano, el departamento de Suárez-Quiñones reserva además 5 millones para tratamientos selvícolas de prevención de incendios y 2,7 millones para las cuadrillas helitransportadas.

Aunque fuera de la consejería, pero dependiente de la misma, se adhiere el presupuesto de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), que suma 54,5 millones. En este apartado aparecen los 2,7 millones para continuar con la obra de reforma de la estación de autobuses, 9,5 millones vinculados a la rehabilitación y promoción de vivienda, 12,5 millones para eficiencia energética, 13 millones para desarrollo de suelo industrial y dotacional y 10,8 millones para depuración de aguas. Otra entidad dependiente del departamento de Suárez-Quiñones es la Fundación Patrimonio Natural, que tendrá 5,3 millones de euros.

Frente al alza de medio Ambiente, que entre consejería y entidades se va a los 118,4 millones, Sanidad baja. Sus cuentas recogen 15,9 millones, aunque apenas 30.000 euros se reseñan para el tan demandado centro de salud de Villaquilambre. Sí que hay 406.000 euros para rematar el del Ejido, 1,2 millones para echar a andar el nuevo de Sahagún, 250.000 para el de Cistierna y 271.474 para el de Pinilla.

La mayoría de la inversión se irá a equipamiento de los hospitales, con 2,8 millones de euros, y obras, con 2,5 millones, sin desglosar a cuál de los dos centros, aunque cuadra justo con el coste de la ampliación prevista de la UCI del complejo hospitalario de la capital leonesa. No se especifica tampoco la partida para equipamientos de alta tecnología, en la que apenas se reseña que hay 4 millones para la renovación y 3,7 millones para la ampliación. Más concreta es la mención a la «unidad satélite de radioterapia del Bierzo», para la que se consignan 385.714 euros dentro de las transferencia de capital.

La antigua Consejería de Fomento no anota nuevos proyectos y confía casi la mitad de sus 11,7 millones a la conservación de carreteras. A mayores vienen los 1,3 millones para el tramo de la CL-626 entre Boñar y Sabero, los 979.979 euros para la CL-631 entre Toreno y Páramo del Sil, los 50.000 euros para la LE-213 de Puente Villarente a Casasola y los apenas 10.000 euros más que escasos para atender las deficiencias que acumula la CL-626 desde Puente Orugo hasta el cruce con autopista del Luna.

Escaso se anota el impulso para la León Braganza. Sólo aparecen 30.000 euros para la redacción del proyecto del tramo leonés, desde La Bañeza hasta el límite con Zamora. Para poco más que estas labores darán los 50.000 euros que se recogen en el documento para definir del puente del río Esla entre La Aldea del Puente y San Miguel de Escalada y los 10.000 euros para la restauración del puente de la LE-524 en Villafer. No avanzará tampoco mucho la glorieta del cruce de la N-630 con la CL-622 entorno del polígono industrial de León, para la que sólo se destinan 10.000 euros y se fían los 550.000 restantes del coste para 2024.

La participación de la consejería se completa con las transferencias para el Centro de Supercomputación. El dinero de la UE nutrirá los 7,1 millones de euros asentados para el funcionamiento de esta infraestructura ubicada en el campus de Vegazana. A mayores, contará con 2,5 millones de euros de Educación que se presumen para ampliar el edificio.

En Educación, León contará con 5 millones para la digitalización de los centros educativos. Dentro de los 15,9 millones en inversiones, la construcción del instituto de Villaquilambre se despacha con 510.000 euros que apenas dará para la redacción del proyecto. Para 2024 la planificación plurianual apunta 1,7 millones y para 2025, otros 2,2 millones que completarían los 4,4 millones totales.

La consignación del departamento de Rocío Lucas se completa con otros tres proyectos. El conservatorio de música, que estará listo para el curso 203-2024, recibe 3,1 millones. El polideportivo del IES Eras de Renueva, que se vendió además como centro social para el barrio, contará con 103.559 euros para comenzar a vislumbrarse. El cierre lo ponen los 1,1 millones de la UE para la eficiencia energética del Padre Isla.

Familia e Igualdad de Oportunidades concede 457.010 euros para el nuevo edificio de la Unidad de Valoración y Atención a Personas con Discapacidad y Dependencia de León. El conocido como centro base dejará los bajos de José Aguado con Fernández Ladreda para ocupar un inmueble de nueva construcción en una parcela cedida por el Ayuntamiento en La Lastra, junto al centro de autismo. La planificación plurianual anota 2,6 millones para 2024 y 3,7 millones para 2025, cuando se avanza que tendría que entregarse.

En Cultura, Turismo y Deportes aparecen 6,6 millones de inversión para León. Por volumen, la intervención más destaca se apunta para la puesta en valor y rehabilitación del patrimonio cultural de las cuencas mineras con 2,5 millones de euros. Sin apenas un euro para la Catedral en los últimos 10 años, sí se presentan 268.359 euros para los paramentos de la iglesia de San Vicente en Torre de Babia, 324.195 euros para las cubiertas del claustro del monasterio de San Andrés de Vega de Espinareda o 18.625 euros parea la restauración de un tramo de la muralla de Astorga.

La Junta presupuesta 238,7 M€ en proyectos para 2023 alentada por los fondos de la UE
Comentarios