viernes 10.04.2020
Villablino

Laciana pinta el negro de verde

Más de dos mil lacianiegos clamaron en las calles de Villablino por una transición justa que les permita seguir evolucionando tras el cierre de las minas de carbón. Los jóvenes exigieron poder quedarse en la comarca al amparo de mejoras en áreas como sanidad y educación
Los lacianiegos se echaron a la calle para reivindicar un cambio de rumbo en el futuro de las cuencas. ARAUJO
Los lacianiegos se echaron a la calle para reivindicar un cambio de rumbo en el futuro de las cuencas. ARAUJO

Los lacianiegos volvieron a mostrar ayer su carácter luchador y es que más de dos mil personas salieron a la calle para luchar por la provincia de León, ante la manifestación convocada por los sindicatos de UGT y CC OO. Una protesta que contó con el apoyo de los vecinos, así como de distintas asociaciones y colectivos del valle, junto con los partidos políticos. Tras un recorrido por las principales calles de la villa, se volvió al punto de partida. El secretario comarcal de UGT, Antonio Fernández, dijo: «Veo que no se ha perdido el espíritu minero, luchando por lo suyo y solidario con los demás», para pedir no solo la reindustrialización, el empleo o infraestructuras sino también una transición ecológica justa, «no nos podemos olvidar de la juventud, toda la que hoy nos está acompañando que pueda seguir viviendo en este valle, que tanto ha dado y que tampoco a recibido». Por su parte, el secretario comarcal por CC OO, Omar García, exigió una mesa de diálogo en nuestra provincia, en donde estén presentes el Gobierno central, el autonómico y el provincial. «El próximo día 3 de marzo, será la primera reunión en la que nosotros planteáramos un cambio de gestión de los fondos» y recordó la falta de servicios en las comarcas mineras, el cierre de centros educativos, la subida del desempleo «a ellos les sobran promesas incumplidas a nosotros nos sobran argumentos para luchar por la justicia».

Los jóvenes también quisieron hacerse oír en el día de ayer y leyeron un escrito para explicar sus motivos, su presencia en una manifestación para reclamar un futuro para toda la provincia, entre las que destacaban el azote de la despoblación. «Laciana ha perdido desde el inicio d siglo hasta el año pasado 4.780 habitantes», recordaron, para enfatizar otras cuestiones como los recortes en sanidad, «que nos han estando ahogando durante años y parece que seguirá así»; por la educación: «Pedimos que inviertan lo necesario en la educación de los medios rurales, pues los alumnos debemos estar en situación de igualdad» y debido al desempleo «todas las minas de Laciana han sido cerradas sin tener una alternativa de futuro», para pedir «a las administraciones que generen riqueza en el valle y no nos tengamos que ir de él a la fuerza»

La manifestación, encabezada por los representantes sindicales y los líderes de los partidos políticos, recorrió las calles más céntricas de la capital lacianega, secundando las protestas de León y Ponferrada. Una cita histórica para cambiar el rumbo de las cuencas que tanto han sufrido con el cierre de las minas.


Más de 2.000 lacianiegos acudieron a la cita. ARAUJO



Los jóvenes se sumaron a la lucha. ARAUJO


Cabeza de la manifestación en Villablino. ARAUJO

Laciana pinta el negro de verde