domingo. 03.07.2022

Hace varias semanas que la Estación de Avisos Agrícolas del Bierzo viene alertando del riesgo al que se enfrentan los viticultores de la zona de Toral de los Vados por el incremento de la población de polilla de racimo de la vid, que se alimenta de las bayas y provoca podredumbres en los racimos pudiendo reducir de manera importante la cantidad de uva que más adelante se vendimiará. Una alerta que ahora se extiende a todo el Bierzo vitivinícola.

«Esta semana sigue estando alto el nivel de población de polillas de tercera generación en el municipio de Toral de los Vados, pero además hay una subida generalizada de la población en todos los viñedos del Bierzo (Camponaraya, Ponferrada, Arganza, Priaranza, Villafranca…). Por tanto, se recomienda realizar algún tratamiento contra esta plaga en los viñedos que no se hayan tratado antes», explicaron los técnicos de la Estación de Avisos Agrícolas que, en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, hace un seguimiento de la evolución de esta plaga durante todo el año, mediante trampas de feromonas.

Alerta por el incremento generalizado de la polilla del racimo