sábado. 03.12.2022
SALUD

Los farmacéuticos controlarán que los mayores de los pueblos toman su medicación

Más de 90 farmacias se han adherido a un proyecto financiado por la Diputación de León para mejorar la adherencia del paciente. Dosificarán y controlarán la ingesta y avisarán al médico en caso de incidencia

A97I9307_12073854
Autoridades provinciales y representantes del colectivo farmacéutico en una de las farmacias adheridas al proyecto. L. DE LA MATA

Hasta 92 farmacias de más de 80 municipios de la provincia se han adherido a un proyecto financiado por la Diputación de León para mejorar la adherencia de los pacientes de edad avanzada del medio rural a su medicación. Los farmacéuticos se encargarán del suministro y control de los medicamentos para garantizar que el enfermo los toma y lo hace de manera correcta. Y en caso de notar alguna irregularidad, informará directamente al médico de cabecera. 175.000 euros ha destinado la institución provincial a un proyecto que comenzó a gestarse hace dos años y que entrará en vigor mañana mismo en base a un convenio firmado, esta mañana, con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León.

Hay estudios que corroboran que hasta el 55% de los pacientes con más de 65 años no toman de manera correcta la medicación y un 13% "no están siendo adherentes en ningún momento", subrayó el presidente el Colegio de Farmacéuticos, Javier Herradón. Evitar eso para garantizar la seguridad y la salud de los enfermos y también acotar el malgasto farmacéuticos es el objetivo de este nuevo programa que refrenda el papel fundamental que tienen los farmacéuticos y farmacéuticas del medio rural. "Las farmacias son el primero médico de urgencia que tenemos en los pueblos. Es un servicio básico de primera necesidad", aseguró el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, tras la firma del convenio con el colectivo de farmacéuticos en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Camponayara.

El funcionamiento del nuevo sistema es sencillo. El farmacéutico será el encargado de dosificar la medicación que corresponda a cada paciente que se adhiera al proyecto. Lo hará con un blíster semanal que se le entregará al usuario ya con la medicación repartida por días y que el usuario deberá llevar a la farmacia al finalizar este período para que el farmacéutico lleve el pertinente control. "El farmacéutico va a prepara la medicación y la va revisar periódicamente. Y ante cualquier incidencia, contactará con el médico", explicó Herradón. Habrá medicinas, como las efervescentes o la insulina, que por sus características no se pueden incluir en ese blíster, pero también sobre ellas habrá un control, garantizaron los promotores.

Según los cálculos iniciales, cada farmacia tendrá en torno a 8 usuarios de partida, por lo que el proyecto ya empieza con unos 1.000 pacientes. El objetivo es ir ampliando la cifra e ir captando a mayor número de usuarios. También de farmacias. Actualmente, en la provincia de León ha 322 farmacias y de ellas 172 son rurales o semiurbanas. Son a estas últimas a las que se dirige el proyecto. De esas 172 ya están dentro 92.

Los farmacéuticos controlarán que los mayores de los pueblos toman su medicación
Comentarios