lunes 23/5/22
Campos de concentración

Ponferrada coloca el día 27 nueve adoquines con los bercianos asesinados en campos nazis

Alumnos del Gil y Carrasco y familiares aprovecharán la conmemoración internacional del Holocausto para instalar ante la Casa Consistorial las piedras del proyecto ‘Stolpersteine’ en un acto organizado por la ARMH y el Ayuntamiento
                      Histórica foto de la liberación de Mauthausen por tropas aliadas el 5 de mayo de 1945. DONAD R. ORNITZ
Histórica foto de la liberación de Mauthausen por tropas aliadas el 5 de mayo de 1945. DONAD R. ORNITZ

Murieron en Gusen, en Mauthausen y en Buchenwald con el triángulo de los apátridas y de los presos políticos. Eran nueve republicanos españoles nacidos en nueve pueblos distintos del Bierzo que acabaron en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial y sus nombres grabados en adoquines de piedra y latón de diez centímetros por la fundación del Proyecto Stolpersteine del artista Gunter Demnig figurarán a los pies de la Casa Consistorial en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada a partir del próximo 27 de enero para que nadie se olvide de ellos.

En ausencia de Demnig en medio de la pandemia, serán los alumnos del vecino instituto Gil y Carrasco y familiares de dos de las víctimas los que coloquen los nueve adoquines dorados en el suelo de la plaza. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que organiza el acto en colaboración con el Ayuntamiento en el día internacional que conmemora el Holocausto, tiene previsto encargar a la fundación de Demnig otros seis cubos para homenajear también a cuatro víctimas más naturales del Bierzo que no estaban en la lista inicial —entre ellos el campesino de Busmayor Miguel Santín Carrete, asesinado en Bergen Belsen el 30 de noviembre de 1944 y localizado por la investigadora de la Universidad Rovira i Virgill Alicia Pérez Comesaña, según informó en septiembre pasado este periódico— y dos presos más que sobrevivieron a los campos y fueron liberados al final de la guerra; José Alonso Alonso, natural de San Andrés de las Puentes, y Rogelio Canedo Yebra, se cre que de Carracedo, ambos liberados el 5 de mayo de 1945 en Mauthausen.

«Hemos hecho todo lo posible por localizar a las familias, pero solo hemos dado con el paradero de descendientes de Elpidio González, natural de Palacios del Sil, y de Eduardo Samprón, de Villasinde», contaba ayer el vicepresidente de la ARMH, Marco González. Elpidio González González había formado parte del ‘Convoy de los 927’ uno de los primeros trenes de la muerte que trasladó a republicanos españoles refugiados en Francia desde Angoulême hasta Mauthausen el 20 de agosto de 1940. Elpidio fue ademas el primero de los nueve bercianos que serán homenajeados en fallecer en el campo anexo de Gusen el 24 de septiembre de 1941. Su hermana Araceli, que residía en Palacios, fue informada de su muerte por el Gobierno francés en 1952, según la documentación de la ARMH. Eduardo Samprón Cereijo se había evadido desde Villasiden (Vega de Valcarce) a la zona de Asturias al comienzo de la guerra. En diciembre de 1937 estaba detenido junto a su hermano Baldomero en Villafranca del Bierzo y no se sabe muy bien cómo logró exiliarse a Francia. Tras pasar por el Stalag XI-A, el campo alemán de prisioneros de guerra de Altengrabow, fue trasladado a Mauthausen y falleció el 26 de octubre de 1941 también en el campo anexo de Gusen.

Los otros siete que serán homenajeados a final de mes son; Antonio Abellla Barredo, militante de un sindicato anarquista en la órbita de la CNT natural de Paradaseca (Villafranca), fallecido el 5 de diciembre de 1941 en el campo de Gusen tras llegar a Mauthausen unos meses antes; Manuel Crespo López, natural de Villafeile (Balboa), de nuevo fallecido en Gusen el 29 de septiembre de 1941 tras pasar antes por un campo de prisioneros de guerra en Sandbostel, según los datos de la ARMH; Ceferino García Alfonso, natural de Tejedo de Ancares (Candín), exterminado en Gusen el 10 de febrero de 1942; Eulogio González, natural de Páramo del Sil, que cruzó la frontera con Francia y fue detenido en Toulouse en una fecha tan tardía como el 30 de julio de 1944 para acabar falleciendo en Buchenwald el 2 de marzo de 1945, apenas un mes antes de la liberación del campo; Agustín Ovalle Ovalle, nacido en San Juan de la Mata (Arganza) y excombatiente republicano en Asturias que desde el mismo Stalag de Altengrabow fue deportado al campo de Mauthausen, donde murió el 12 de abril de 1942; José Pérez Canedo, natural de Balouta (Candín) y fallecido en Gusen el 15 de enero de 1942; y José Antonio Calvete Fernández, natural de Albares de la Ribera, que tras exiliarse a Francia fue detenido por colaboracionistas el 11 de noviembre de 1943 en Grenoble, donde vivía con su compañera Petra y que murió en Buchenwald el 23 de mayo de 1944.

A ellos deben sumarse seis nombres; los citados Miguel Santín Carrete, de Busmayor, José Alonso y Rogelio Canedo, supervivientes, Arturo González Álvarez, de La Braña (Vega de Valcarce) fallecido en Gusen, Castro Martínez Prada, de Trascastro, fallecido el 28 de julio de 1941 en Gusen y Rafael Rivera Blanco, de Lomba fallecido el 8 de diciembre de 1941 en Mauthausen.

Ponferrada coloca el día 27 nueve adoquines con los bercianos asesinados en campos nazis
Comentarios