martes 10.12.2019
El reconocimiento incluye a Villafranca del Bierzo, Vega de Espinareda, Peranzanes y Candín

La Unesco declara por unanimidad Reserva de la Biosfera a Los Ancares

Los Ancares de Lugo también entran en la lista mundial para completar la reserva Gran Cantábrica
  • Reacciones: Villafranca
La Unesco declara por unanimidad Reserva de la Biosfera a Los Ancares
Los valles de Los Ancares se convirtieron ayer en el segundo territorio del Bierzo en obtener un reconocimiento oficial de la Unesco. Una década después de la declaración de Las Médulas como Patrimonio de La Humanidad, el Buró del Programa Hombre y Biosfera (MAB) del organismo internacional aprobó ayer en París y por unanimidad la inclusión en la lista mundial de Los Ancares leoneses; un territorio de 56.000 hectáreas que comprende los municipios de Villafranca del Bierzo, Vega de Espinareda, Peranzanes y Candín, y del que se ha descolgado en los trámites previos el municipio de Balboa. Junto a Los Ancares leoneses, la Unesco también acordó incluir en la lista mundial a Los Ancares de Lugo y la Sierra de Béjar y Francia, en Salamanca, además de dar el visto bueno a la primera reserva que abarca territorios de dos continentes; la llamada Intercontinental del Mediterráneo, que abarca zonas de España y Marruecos y que está supeditada a un acuerdo bilateral entre los dos países. La decisión del Buró del MAB, que confirma las buenas perspectivas avanzadas un día antes por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que se ha desplazado a París, será ratificada hoy por el Consejo Internacional de Coordinación del organismo internacional, según informa Efe. La nueva declaración permitirá a Los Ancares leoneses y a los lucenses formar parte de un proyecto de conservación de la biodiversidad más amplio; la futura Reserva de la Biosfera Gran Cantábrica, que integrará a otros espacios ya señalados por la Unesco como los Picos de Europa, el Alto Bernesga, los Argüellos, Babia, Omaña, Luna y Laciana, en la provincia de León, y Muniellos, Alto Narcea, Somiedo y Redes, en Asturias. La declaración de Reserva de la Biosfera no implica ningún tipo de restricciones de actividades por sí mima, según han destacado desde la consultora Ecourban, que ha redactado el proyecto de los cuatro municipios. El reconocimiento, además de buscar la conservación de la biodiversidad de la zona, promueve un desarrollo sostenible y endógeno y delimita un territorio donde fomentar la educación y la investigación ambiental. El director técnico de Ecourban, Carlos González Antón, confía en que la apuesta de la Unesco por la Gran Cantábrica no se diluya por falta de apoyo político de las administraciones con competencias medioambientales, «porque no tendría razón de ser que sólo hubiera pequeñas reservas de la biosfera independientes».

La Unesco declara por unanimidad Reserva de la Biosfera a Los Ancares