jueves 19/5/22
                      Un tramo de la carretera que lleva a Valdeprado. UPL
Un tramo de la carretera que lleva a Valdeprado. UPL

La Unión del Pueblo Leonés (UPL) mostró ayer su total apoyo a la concentración convocada para mañana en la carretera de Valdeprado por el colectivo ‘El Sil, sí’ de Toreno y la plataforma ‘El Suroccidente también es Asturias’ con el objetivo de reclamar la continuación de la vía rápida desde Toreno a La Espina. Un apoyo que se materializará con su participación en la protesta, que comenzará a las 12.00 horas, y también en la intención de trasladar este asunto a las Cortes de Castilla y León. La UPL insta a la Administración autonómica a que asuma la titularidad de este vial, que pertenecía a la empresa minera Hullas del Coto Cortés, como ya lo ha hecho el Principado de Asturias en el tramo que corresponde a su territorio.

«El hecho de que esta antigua carretera de uso industrial posea una considerable anchura facilitaría su conversión en vía rápida, sin causar daños al rico entorno natural por el que discurre, reduciendo considerablemente los tiempos de trayecto hacia Asturias desde municipios como Ponferrada, Toreno o Páramo del Sil», remarcó la formación leonesista en un comunicado.

El estado de conservación de la carretera, principalmente hasta el límite con Asturias, en el entorno del denominado Mirador de la Corza, evidencia la necesidad de intervenir en una vía que, pese a ello, sigue siendo muy utilizada, principalmente porque permite acortar tiempos y distancias. «Las localidades ubicadas al sur de Páramo del Sil reducirían en unos 20 kilómetros su recorrido por carretera hacia Asturias, pudiendo enlazar también con la A-63 desarrollada en tierras asturianas a través de Degaña y Cangas de Narcea», destacaron los leonesistas.

Son algo más de 18 los kilómetros que el nuevo gobierno de la Junta de Castilla y León debería asumir como propios para enlazar la carretera CL-631 con la AS-15 asturiana mediante una conexión digna. Según la Unión del Pueblo Leonés, la conversión de esta antigua carretera de uso industrial en vía rápida permitirá reducir el trayecto entre Páramo y Cerredo de 40 kilómetros a los 18,5 mencionados y de ese cálculo se deriva el ahorro de tiempo de casi media hora.

El Principado de Asturias asumió la gestión de la carretera que lleva a Valdeprado, en la parroquia de Cerredo, a finales de febrero. Una decisión que supone revertir la concesión administrativa de la pista y que permitirá mejorar las comunicaciones del concejo de Degaña y el resto del valle del Narcea. En su caso son algo más de cinco kilómetros y una vez que se integre formalmente en la red regional de carreteras, el gobierno del Principado realizará obras de mantenimiento y mejora de la seguridad antes de su apertura al tráfico. Su integración y acondicionamiento formará parte del programa plurianual de actuaciones en infraestructuras del suroccidente asturiano.

UPL urge a la Junta que siga los pasos de Asturias con la carretera de Valdeprado
Comentarios