lunes. 27.06.2022

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder de Vox en esta Comunidad, Juan García-Gallardo, acusó a la procuradora socialista con discapacidad Noelia Frutos de no querer que le pida perdón por lo que le dijo en el anterior Pleno de las Cortes, ya que fue «predispuesta de antemano a hacerse la ofendida».

Tras defender su labor «desinteresada» en una asociación de atención a niños con discapacidad y retar al resto de parlamentarios a demostrar que han hecho una aportación «personal y económica, de cariño y afecto» mayor a la suya para ayudar asociaciones de este tipo, García-Gallardo acusó a los socialistas de «instrumentarlizar» sus palabras de una manera «burda». Se dirigió a la procuradora socialista para decirle que «aunque ahora lo finja, no quiere que le pida perdón», ya que eso «le permite seguir siendo instrumentalizada por su partido con fines espurios».

García-Gallardo afirmó que el día de su enfrentamiento, Noelia Frutos llevaba su «intervención escrita» y estaba «predispuesta de antemano a hacerse la ofendida», por lo que le ha pedido «reflexionar» sobre «el papel que está jugando» y sobre si quiere «seguir siendo utilizada para tan bajos fines». El vicepresidente dijo que toda esta situación es fruto de una «campaña de acoso y derribo», pero se mostró satisfecho de que el Gobierno autonómico de coalición «no dé ni un paso atrás ante las manipulaciones y activistas políticos subvencionados».

Después de la votación, preguntado en los pasillos de las Cortes por las palabras de García-Gallardo, Mañueco pronunció un escueto «no comment».

«Aunque lo finja, no quiere que le pida perdón, se hace la ofendida»
Comentarios