miércoles. 08.02.2023
La campaña de vacunación de la gripe cada año cubre a las personas más vulnerables.

La tasa de incidencia de la gripe en Castilla y León ha registrado un importante crecimiento y ha superado por primera vez este invierno el umbral epidémico con 113,6 casos detectados por cada 100.000 habitantes entre el 30 de diciembre y el cinco de enero, frente a los menos de 75 de la anterior, es decir, casi un 34 por ciento más. La mayoría fueron causados por el virus A, según los últimos datos recogidos de la Red Centinela Sanitaria.

En ese sentido, la actividad gripal en la Comunidad ha repuntado, principalmente entre los niños y la población de 25 a 64 años. Además, la Red explicó que la actividad gripal de Castilla y León es similar a las de las autonomías del norte y centro del país y remarcó que se acompaña de una importante circulación del virus respiratorio sincitial.

La semana pasada, 13 médicos de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León comunicaron otros tantos casos de gripe, por lo que la población cubierta con esta estimación asciende a 10.418 personas. Además, se procesaron 26 frotis faríngeos (raspado en la garganta para extraer una muestra y analizarla), de los que se detectaron tres casos.

Respecto a los 63 casos acumulados, 51 fueron de personas no vacunadas y los 12 restantes de vacunados, todos ellos ciudadanos de más de 45 años. Por tramos de edad, el grupo más afectado fue el de los niños de entre cero y 14 años, con 22 casos registrados, todos ellos sin vacunar. A continuación se situaron los adultos de entre 25 y 44 años, con once. Por su parte, entre las personas de entre 45 y 64 años hubo 13 enfermos; entre los jóvenes de entre 15 y 24 años, tres; entre los mayores de 75 años, ocho, y finalmente, entre los ciudadanos de entre 65 y 74 años, seis.

Red Centinela

La Red Centinela es un sistema de vigilancia compuesto por médicos de familia, pediatras y personal de enfermería que mediante pruebas de laboratorio confirman los casos de gripe en una muestra estadísticamente representativa de la población. Gracias a este sistema es posible disponer de información sobre las tendencias de la enfermedad en lo referido a intensidad y distribución geográfica en toda España, además de proporcionar información sobre los casos que aparecen en la población general. Asimismo, el análisis en los laboratorios de las muestras tomadas a los pacientes permite monitorizar las características del virus presente y su posible evolución.

Gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria infecciosa aguda con una elevada capacidad de transmisión de una persona a otra. Se presenta generalmente en los meses de invierno (de noviembre a marzo) y en forma de epidemia. Los virus tienen una gran capacidad para sufrir variaciones lo que implica que cada temporada aparezcan nuevos virus gripales para los que el ser humano no tiene protección, por lo que la vacuna debe actualizarse cada año.

En cuanto a los síntomas, se caracteriza por un comienzo brusco con escalofríos y fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares generalizados, cansancio, malestar general, congestión nasal, dolor de garganta y tos seca. La mayor parte de las personas que padecen la gripe se recuperan en menos de una semana sin necesidad de tratamiento o cuidado hospitalario. Sin embargo, en ocasiones, puede complicarse y producir bronquitis o neumonía bacteriana, que pueden ser especialmente graves en personas de alto riesgo como los ancianos o los que poseen enfermedades crónicas como diabetes, afecciones cardíacas y problemas respiratorios.

La gripe rebrota en Castilla y León con 113 casos por 100.000 habitantes
Comentarios