jueves 19/5/22

La Policía de Puente asume el discurso de Vox y habla de «violencia familiar»

El alcalde de Valladolid recrimina al cuerpo policial que suprima el término violencia de género
                      Un agente de la Policía Local, de patrulla. EFE
Un agente de la Policía Local, de patrulla. EFE

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, lanzó ayer un hilo con ocho tuits en los que argumenta las críticas que vertió tras un comentario en redes sociales de la policía municipal vallisoletana que hablaba de los veinte años de su servicio de atención a las «víctimas de violencia doméstica» —asumiendo el discurso de Vox en la Junta— en lugar de utilizar «violencia de género».

«No es menor que en el tuit de un cuerpo policial se incurra en el error —si es que lo es y no es algo peor— de hacerle el juego terminológico a quienes niegan la violencia de género», sostuvo en el último de los ocho mensajes de Twitter el alcalde de Valladolid, después de que su comentario llevara a la policía municipal a retirar el suyo.

La víspera, ante un tuit de la policía municipal de Valladolid con un comentario en el que aludía a los 20 años que había cumplido el Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Doméstica, Puente escribió en Twitter: «Este tuit no es digno de la policía del Ayuntamiento de Valladolid. La violencia es de género, no domestica. Y puede darse dentro de la familia o fuera de ella. La violencia de género es una lacra. Y los que la intentan reconducir al ámbito familiar machistas de libro».

La policía retiró el tuit y ante el comentario del alcalde, el Sindicato de Policías Municipales de Valladolid utilizó su perfil en Twitter para replicar a Óscar Puente que el trabajo de los agentes cuando se produce violencia «sí es digno».

Puente aclaró en otro tuit que no había cuestionado la actuación policial, sino el término empleado, y les afeó un «tufillo» a discurso «ultraderechista».

Y ayer, el alcalde sacó un hilo sobre el tema en el que considera «oportuno recordar hoy que llevamos un tiempo en este país con una discusión terminológica, aparentemente trivial, pero que no lo es. Es la discusión sobre si la expresión ‘violencia de género’ debe desaparecer o ser sustituida por otra ‘violencia intrafamiliar’».

«Se denomina Violencia de género porque en ella el elemento diferenciador y específico es que la que sufre esa violencia es la mujer a manos del hombre y la sufre fundamentalmente por la superioridad física y la concepción patrimonialista que el hombre ejerce sobre ella», y «se ejerce tanto dentro como fuera del ámbito familiar», añadió Puente.

A su juicio «quienes pretenden reducir conceptualmente la violencia de género al ámbito familiar lo que hacen es negar la existencia de una violencia específica contra la mujer por el hecho de serlo. La discusión no es baladí, por tanto, es central».

«En este país existía un consenso en torno a esta cuestión que solo la extrema derecha cuestiona. Y los consensos no son malos, y no abundan precisamente en sociedades divididas como la nuestra», lamentó el alcalde de Valladolid.

«No basta con decir que se está contra de todo tipo de violencia, para al tiempo solicitar que se traten todas del mismo modo. Porque no son iguales aunque sean igualmente execrables. De un buen diagnóstico depende un buen tratamiento de aquello que se pretende erradicar», escribió.

«Quienes niegan la violencia de género están consiguiendo que esta sea cuestionada en capas más amplias de la población, especialmente entre los más jóvenes. Y esto es muy grave», añadió Óscar Puente.

El viernes, el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, aprovechó la toma de posesión de Mar Sancho como viceconsejera de Acción Cultural, gestionada por Vox fruto del acuerdo de Gobierno con el PP, para arremeter contra las políticas de igualdad. Se refirió además a que las mujeres tienen «una dificultad física, inherente a la maternidad».

Mar Sancho «no ha tenido que renunciar a la feminidad ni a sus ideas para romper ese techo de cristal», defendió, tras lo que señaló que pese a la «igualdad legal» entre hombres y mujeres «es cierto» que «por una dificultad física, inherente a la maternidad» y a «la función social que han tenido en la historia» ha «costado» que las mujeres lleguen a «puestos de responsabilidad», sostuvo.

La Policía de Puente asume el discurso de Vox y habla de «violencia familiar»
Comentarios