jueves 13/8/20

Los precios se desploman en la Comunidad con una caída del 1,4%

El mayor descenso del IPC se registra en León, que dobla la media comunitaria con un -2,1%
Los productos frescos han vuelto a subir su precio. MARCIAL GUILLÉN
Los productos frescos han vuelto a subir su precio. MARCIAL GUILLÉN

Los precios se desplomaron el 1,4 por ciento en mayo en Castilla y León en tasa interanual, la mayor caída junto a Castilla-La Mancha del conjunto autonómico y medio punto más que la media nacional que fue del -0,9 por ciento.

De acuerdo a los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística, INE, la tasa anual del IPC cayó tres décimas en Castilla y León respecto a la de abril, que fue del -1,1 por ciento. En el conjunto nacional los precios cayeron un 0,9 % interanual en mayo por el descenso de los carburantes en mitad de la pandemia del Covid-19.

Se trata del mayor retroceso de la tasa anual del índice de precios de consumo (IPC) desde hace cuatro años y está dos décimas por debajo de la registrada en abril (0,7 %) por el descenso de los carburantes, mientras que los alimentos siguieron subiendo aunque de forma más moderada.

La tasa anual del IPC disminuyó en todas las comunidades autónomas en mayo respecto a abril, excepto en Canarias, donde se mantuvo.

Respecto a la tasa anual del mes anterior, los mayores descensos se produjeron en Principado de Asturias y Cantabria, con una bajada de cuatro décimas en ambas. Y Aragón y Extremadura fueron las comunidades donde menos disminuyó la tasa anual, con un descenso de una décima en las dos. Y en términos acumulados, es decir, la tasa de variación del IPC de mayo de 2020 respecto a diciembre de 2019, descendió el 1,6 por ciento en la Comunidad, frente al -1,2 de media nacional.

En términos interanuales, en mayo de 2020, el grupo de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles anotó el mayor descenso del IPC en Castilla y León -9,1%, frente al -6 por ciento nacional.

El del transporte se desplomó el 8,5 por ciento (8 nacional), con un -1,2 el grupo de la enseñanza (0,8), y tres décimas el del ocio y cultura (-0,1 nacional). Y el mayor incremento se registró en Alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 3,7%, dos décimas más que en el conjunto nacional, con un 2,1 en el de restaurantes y hoteles (1,8).

Respecto a abril, el sector vestido y calzado registró el mayor aumento del IPC, con un 2,4 lo mismo que la media nacional, con -0,8 en el del transporte, igual que la media nacional.

Y el sector en el que más cayeron los precios fue el de ocio y cultura, con un -1,6, una décima más que en el promedio nacional.

Por provincias, el IPC cayó en todas en dato interanual, con el -2,1 de León como mayor retroceso, seguido del -1,6 de Soria, y el -1,5 de Ávila, por debajo todas del dato regional (-1,4).

Salamanca anotó un -1,4, con -1,2 en Palencia, -1,1 en Zamora, y el -1 por ciento en Burgos, Valladolid y Segovia.

Los precios se desploman en la Comunidad con una caída del 1,4%