martes 24.09.2019
CULTURA ■ EXPOSICIÓN

De los colores a la alegría

Julio Saldaña Nabero expone sus pinturas en la galería Bernesga
De los colores  a la alegría

marcelino cuevas | león

Julio Saldaña es un artista que aporta siempre optimismo. De sus cuadros brota a raudales la alegría que nace del color. Pero Saldaña evoluciona en cada exposición, explora, investiga y resuelve sobre el lienzo de formas muy diferentes.

Pero en su última exposición, la que ahora puede admirarse en la galería de arte Bernesga, ofrece una incursión a nuevas formas, manchas que acercan su obra a la naturaleza, mientras que el color le adscribe a los fauves, con un afortunado estallido cromático.

Vuelve este singular artista a la sala de arte Bernesga, con la fuerza de siempre, con la mágica locura de sus manchas matéricas. Alguien dijo de su figura y de su pintura: «En el mundo de la creación hay un momento muy especial, un instante preciso en el que todo cambia, y que llega cuando el artista rompe con las reglas, se olvida de las leyes que le han inculcado en la academia y se lanza sin trabas, sin prejuicios, a interpretar su personal sinfonía. No hay duda de que algún sedimento de la academia queda en el subconsciente del artista, pero en su obra impera majestuosamente la más absoluta libertad. Saldaña ha llegado a ese estadio solamente habitado por los privilegiados. El pintor, que nació en Burgos pero se siente asturiano, desafía todas las leyes escritas con el monumental estallido de color de sus cuadros. Saldaña es pródigo en materia y avaro en las formas».

Las obras de Saldaña son eminentemente expresionistas, y más que visiones de un paisaje que se empeña en mantenerse vivo, son un compendio de emociones, de grandes emociones, de vibraciones, de sensaciones. En sus cuadros siempre se acaba reconociendo el paisaje que el pintor interpreta, pero cada vez está más difuminado, más empapado por la mística pictórica del artista.

De los colores a la alegría