jueves 19/5/22

Dulzaro: cuando el folk es cool

Revolucionarios de la música tradicional, el dúo trae a la Biblioteca Pública ‘Reimaginando a Lorca’, música electrónica mezclada con folclore y poesía
                      Hector Varela, en primer plano, y Alberto Domínguez, con sombrero, son Dulzaro. DIANA VARELA
Hector Varela, en primer plano, y Alberto Domínguez, con sombrero, son Dulzaro. DIANA VARELA

Son una rosa de los vientos del folclore. Porque Dulzaro, desde Valladolid, tira hacia el norte tanto como al sur. A Lorca, al folk de la montaña leonesa, por supuesto a Galicia, a la conexión castellana. En definitiva, que pueden disfrutar tanto de Eliseo Parra como de Rodrigo Cuevas. De todo ello darán prueba mañana a las 19.00 horas en la Biblioteca Pública, cuando el dúo ponga sobre el escenario su visión única sobre el folclore, con Federico García Lorca de guion y la música electrónica como telón de fondo. Sí, cierto, todo un lío adorable bajo el título de Reimaginando a Lorca.

Lo de cool lo dice Rodrigo Cuevas, ese espectacular e inclasificable artista mitad asturiano mitad de Rodiezmo. «Estoy totalmente de acuerdo con Rodrigo. Personalmente siento que el folclore es, ha sido y siempre será cool ya que es algo que va más allá de las modas», asegura Alberto Domínguez, producción, voz y sintetizadores de Dulzaro.

Otra cuestión sería la materia prima con la que se cuente, en forma de cancionero de cada lugar y del que se pueda tirar para crear un repertorio del siglo XXI. Sobre si lugares como Galicia llevan la delantera, la opinión de Héctor Varela, otra mitad de Dulzaro, y encargado de la percusión y la electrónica, parece ir por esos derroteros: «Comparto tu opinión. Vivo en Galicia desde hace seis años y siempre me da una envidia tremenda lo que aman y cuidan su folclore, y que encima se estudia en el conservatorio. Aquí no creo como tal que se haya desaprovechado, simplemente se ha dejado en el olvido, pero sin duda eso es lo que queremos cambiar y reavivar desde Dulzaro. Que los castellanos y leoneses estén orgullosos de su cultura, de su folclore y de sus raíces y que poco a poco vuelva a ser conocido y que se oiga cada vez más. A mi en casa siempre me pusieron Nuevo Mester de Juglaría o la Bazanca y he crecido con esa música, esa cultura y ahora transmitirla para mí en especial es un verdadero placer», relata.

Esto lleva a otro nombre grande del folk, como es Carlos Núñez, quien por cierto siempre reitera que León en concreto es un punto neurálgico para la transmisión y difusión del folclore y la música celta. Al respecto, y casi al únisono, Domínguez y Varela creen que «el folclore es muy basto y a medida que vas estudiando y rebuscando cosas, más vas encontrando. La música de raíz está viviendo un momento muy bonito y está llegando a más personas porque también se está mezclando con otros géneros y esto es algo maravilloso. Hay muchísimo folclore en nuestra tierra, y yo como percusionista (matiza Varela) veo que hay infinidad de instrumentos que actualmente se tocan en otras zonas de España que han salido de Castilla y León, muchos de ellos cada vez tienen mayor peso en mucha música no folclórica o que aparentemente no pega, pero que sin duda ayuda a poner en los ojos del público de nuevo toda esa cantidad de instrumentos y volver a la raíz».

Es decir, que desde la música del pasado, Dulzaro encuentra motivos de sobra para encontrar caminos que llevan al futuro. Una oportunidad para comprobarlo es mañana en León, ciudad que recupera el pulso del directo. A cambio, Dulzaro promete: «Nuestro objetivo siempre ha sido crear un show donde el baile, la música tradicional de Castilla y León y la poesía de Lorca convivan unidos por la música electrónica». Mañana hay prueba.

Dulzaro: cuando el folk es cool
Comentarios