jueves. 09.02.2023

La exclusiva total de un ‘cervanfán’

‘Entrevista a Cervantes’, la obra de teatro de Eduardo Aguirre, columnista de Diario de León, se publica como título del proyecto ‘El Quijote y sus interpretaciones’
Ángeles Rodríguez y Eduardo Aguirre, representando ‘Entrevista a Cervantes’. MARCELO TETTAMANTI
Ángeles Rodríguez y Eduardo Aguirre, representando ‘Entrevista a Cervantes’. MARCELO TETTAMANTI

El día que el juglar de columnas, tal y como se define Eduardo Aguirre, escritor y columnista de Diario de León, dio el salto a las tablas de un escenario, no sabía que ese pequeño trayecto era el comienzo de un gran viaje en el que hay historia y ficción, emoción y riesgo. Aunque bien mirado, eso le pasa por meterse a entrevistar a Cervantes, nada más y nada y menos. Y el asunto crece por todos los lados.

Junto a Ángeles Rodríguez, Aguirre representa su obra de teatro Entrevista a Cervantes. Escrita por él, lo normal era que en un viaje de vuelta se convirtiera en libro, que es lo que ahora aparece en ese formato. Y que de hecho es uno de los preferidos de quien con un ingenio siempre en acción también se define como cervanfán, lo cual ya entra dentro del invento total.

Entrevista a Cervantes, la obra de teatro de Eduardo Aguirre se publica ahora ya como tercer título del proyecto internacional El Quijote y sus interpretaciones, que lleva a cabo la Facultad de Filología de Universidad de Oviedo, a través del Grupo de Estudios Cervantinos (Grec) y la Agencia Estatal de Investigación, del Ministerio de Ciencia e Innovación, con la colaboración de la empresa de E2 In2.

Juego periodístico literario

En su obra, Aguirre dialoga con Miguel de Cervantes, interpretado por la actriz mexicana Ángeles Rodríguez, como guiño a la tradición del teatro clásico en el que la mujer se disfrazaba de hombre, pero también al gran protagonismo que el escritor alcalaíno dio a sus personajes femeninos. Este juego periodístico literario, que su autor califica de «entremés de la casa» y de «exclusiva imposible», ha sido ya representado en seis ocasiones, cinco de ellas en León y una en Valladolid (Auditorio Miguel Delibes).

                      Portada del libro. DL
Portada del libro. DL

La edición, publicada por la editorial asturiana Luna de Abajo, ha corrido a cargo de María Fernández Ferreiro, doctora en Filología y profesora de la citada facultad, premio Casasayas 2015, quien se ha encargado del estudio crítico y de las notas.

«Ha comprendido muy bien mi texto y su sutil oscilar de lo humorístico a lo serio», dice Aguirre. El columnista es autor de dos ensayos cervantinos: Cervantes, enigma del humor y Blues de Cervantes.

La colección está dirigida por el catedrático y cervantista Emilio Martínez Mata. El libro llegará en los próximos días al lector, tanto en versión digital, en descarga gratuita, como en papel. La colección El Quijote en sus interpretaciones consta de 26 títulos: tres recreaciones españolas, ocho inglesas, cinco italianas, cinco francesas, dos alemanas y una serbia, que irán saliendo paulatinamente.

En el arranque de la obra, Aguirre se dirige al público y le dice: «Buenos días, aprovechando que don Miguel está en el servicio voy a adelantarles algo», y es su intención de pedirle al escritor que se haga un selfie con la máquina de detectar falsos lectores del Quijote, artefacto de su invención cuya venta está negociando con la Asociación de Cervantistas.

El periodista se interpreta a sí mismo y el libro está dedicado a la memoria del arquitecto Jesús Martínez del Cerro, quien diseñó la máquina que se ve en el escenario.

La edición crítica incluye además una introducción del autor y anexos, además de imágenes de las representaciones.

Los dos títulos anteriormente editados en la colección fueron: El camino francés al don Quijote romántico: Pascal, la commedia dell’ arte, Rousseau, de Clark Colahan, catedrático emérito del Witham College (EE UU), y Por los caminos de la Mancha: un cuento quijotesco, de Aaron M. Kahn, profesor titular de Español en la Universidad de Sussex (Inglaterra). «Para mí es un honor figurar en esta prestigiosa colección universitaria, y con un homenaje al humor cervantino», concluye el periodista.

Desde 2017

Según explicó en su día Martínez Mata, «esta colección tiene como objetivo promover y difundir ediciones críticas y traducciones de las reescrituras o reelaboraciones teatrales del Quijote, además de estudios e investigaciones de la novela y sus reinterpretaciones desde sus orígenes hasta la época contemporánea».

Entrevista a Cervantes empezó a representarse en 2017, con su estreno en el Palacio del Conde Luna, con el respaldo del Ayuntamiento de León.

«Mi interés por Cervantes me viene de mi padre, filólogo de carrera. Pero también de su propia figura y ejemplo, que ahora percibo muy cervantinos», dice Eduardo Aguirre.

cervantes
Entrevista a Cervantes, la obra de teatro de Eduardo Aguirre. JESÚS F. SALVADORES

El tiempo y su experiencia han contribuido a consolidar esta pasión en la que Eduardo Aguirre aporta su gran visión y conocimiento, aunque él tira por el camino de la modestia para explicar su aportación: «Sería presuntuoso decir que aporto algo. Dicho esto, quizá mis más de 35 años ya de columnista, utilizando casi siempre el registro jocoserio, sin crueldad innecesaria, con perspectivismo, me ayuda a comprender ciertos mecanismos del humor cervantino, vinculados a la ternura».

Ahora en forma de libro, Entrevista a Cervantes cuenta con un atractivo añadido, ya que como afirma su autor: «Leer la Entrevista permitirá al lector advertir gags o reflexiones que no retuvo», advierte.

Así, podría llegarse a ese punto cultural en la que se plantea si esta obra cumbre es aprovechada en España como gran referencia que es de la literatura universal. «El Quijote es obra de perro viejo, humor sapiencial. Para su pleno disfrute, para captar la dualidad que encierra, hay que haber vivido», dice Aguirre, quien añade al respecto que «Ojalá Cervantes fuese un emblema de nuestra cultura, pero no lo es. Tampoco lo es don Quijote. Otra cuestión es que el Quijote sea la mejor novela de la historia universal de la literatura», explica. Sea como fuere, con Eduardo Aguirre hay la garantía de que Cervantes estará no solo de actualidad sino vivo, en forma del personaje que interpreta magistralmente Ángeles Rodríguez. Y con la aportación de un creador inclasificable porque (tal vez se lo dictan las horas de escritura): «Las etiquetas solo sirven para diferenciar el azúcar de la sal», afirma.

La exclusiva total de un ‘cervanfán’
Comentarios