domingo 24/1/21
Patrimonio

Roma emerge en el casco antiguo

Tres excavaciones coinciden en el triángulo de la Rúa, Zapaterías y Herreros, donde de momento han aparecido restos del anfiteatro romano y vestigios medievales
Excavación en el solar de la ‘casa del cura’, en la calle Herreros. marco romero
Excavación en el solar de la ‘casa del cura’, en la calle Herreros. marco romero

En el pequeño triángulo entre la Rúa, Zapaterías y Herreros coinciden actualmente tres excavaciones. De momento, la más fructífera, en la que ha aparecido un tramo de dos metros de largo por uno de alto del anfiteatro romano, es en el antiguo solar de Bodegas Manchegas, donde tuvo su casa Vela Zanetti, un enclave donde está previsto construir un moderno hostel. La empresa constructora está a la espera del informe de la Delegación Territorial de Patrimonio, para cómo preservar los restos —visibles o no—. Esta finca hace esquina con la calle Cascalerías, donde se preservan restos del anfiteatro en dos criptas incluidas en el recorrido del León Romano. Según los expertos, el anfiteatro tendría unas dimensiones mayores que la actual Plaza Mayor. El anfiteatro acogió sin duda combates de gladiadores, pero también sirvió de campo de entrenamiento para los legionarios. Con posterioridad a su construcción se levantó un segundo muro —en el siglo II a. C— con el fin de sostener la estructura, que tendría problemas de estabilidad. Previsiblemente, el graderío era de madera.

Excavación en el solar de la ‘casa del cura’, en la calle Herreros. marco romero

A pocos metros, en la calle Herreros, en el solar de la llamada Casa del Cura de la iglesia de Santa María del Camino, en cuyo inmueble vivía el histórico párroco del Mercado, Enrique García Centeno, que se derrumbó en septiembre y en el que está previsto construir la nueva casa parroquial, está en plenas excavaciones arqueológicas, como establece el Plan Especial del Casco Histórico. De momento, solo han aparecido restos de los cimientos —construidos con canto de río— de la edificación anterior. Sin embargo, las prospecciones aún no han llegado al nivel geológico, por lo que podrían aparecer vestigios más antiguos.

Excavación en la Rúa, en el enclave donde estuvo el palacio de los Trastámara. jesús f. salvadores

La tercera excavación se halla en la calle de la Rúa. En este enclave, contiguo al convento de las concepcionistas han aparecido algunos vestigios, que podrían estar vinculados al palacio de los Trastámara, que empezó a construirse en el año 1370 por Enrique II. Muy pocos restos llegaron hasta el siglo XX, debido a continuas transformaciones y rehabilitaciones, aunque los expertos coinciden en que sería un palacio urbano muy cercano a la estética hispanomusulmana. Este enclave también podría arrojar luz sobre el lugar en el que vivía la población civil dentro del campamento romano y que podría estar en esta zona.

Roma emerge en el casco antiguo
Comentarios