domingo 23/1/22

La verdad detrás de cada fotografía, según Focus

Andrés Martínez Casares inicia hoy el ciclo narrando su experiencia como fotoperiodista en zonas de conflicto
                      Andrés Martínez Casares abre hoy el ciclo Jornadas Fotográficas, de Focus. FERNANDO OTERO
Andrés Martínez Casares abre hoy el ciclo Jornadas Fotográficas, de Focus. FERNANDO OTERO

Puede que hoy, en la primera de las Jornadas Fotográficas que organiza la Asociación Focus (Centro Cívico León Oeste, 19.00 a 21.00 horas), Andrés Martínez Casares, el primero de los ponentes, deje clara una idea que contaba ayer y que es esclarecedora: «Un periodista en zona de conflicto parece que no hace más que meterse en líos, cuando en realidad la mayoría se pasa el día intentando evitarlos». Lo dice él, que fotografió los enfrentamientos y el desalojo en Rabba Al Adaweeya, en El Cairo. Que ha contado historias con sus fotos en diarios como The New York Times, TheWall Street Journal o Der Spiegel. Y que cubrió el terremoto de Haití pero, a diferencia de los demás, un nudo invisble vital lo enlazó con aquel país y se quedó durante años.

La mirada comprometida de Martínez Casares se completará el 9 de diciembre con María Moldes, con Búsqueda de un discurso personal a través de la fotografía; y el 16, también de este mes, con Juan Manuel Castro Prieto, y su Fotografía, un recorrido por la vida.

En definitiva, en los tres casos se trata de contar la vida, aunque cada uno dispare a su estilo su mirada y su filosofía. En el caso de Andrés Martínez Casares lo periodístico cobra todo su peso. «Lo que me interesa es contar esa realidad en la que estoy. Mi cupo de ego es que la gente se fije en mi foto porque le cuenta algo. En mi caso, me resulta más importante ver la foto que mi firma», asegura. Y también abunda sobre esa vocación periodística cuando cree que el futuro del oficio es incierto o en proceso de redefinición. «Puede que los más jóvenes se informen solo por las redes sociales. Pero las redes sociales no cuentan noticias, cuentan rumores. Y sería importante que todo eso se fuera viendo más claro», reflexiona.

Podría decirse que Haití le voló la cabeza y le enganchó a las historias más tremendas de un pueblo pobre sacudido por una catástrofe de dimensiones insuperables. «Puede que me enganchara a esas historias humanas, aunque yo intento mantener la distancia suficiente para que no haya demasiados efectos psicológicos. Porque también se da un error cuando se piensa que los periodistas aparecemos allí en esos sitios para arreglar las cosas. Y, como mucho, solo podemos contarlas».

Se refiere el leonés a otros tiempos, porque también han cambiado los usos del periodismo. Qué habrá sido de La Tribu...Él cree que para enterarse de una noticia es mejor acudir a un medio de comunicación, pero también detecta que «se ha hecho muy difícil trabajar de manera independiente».

Será esta primera sesión la que dé paso a dos encuentros con diferentes ópticas. «Utilizo la fotografía como medio de expresión para mostrar mi punto de vista sobre la sociedad en la que me ha tocado vivir, o en muchas ocasiones, cómo me gustaría verla. Una época desde mi punto de vista claramente en decadencia y carente de cualquier atractivo estético», dice María Moldes. Por su parte, con Juan Manuel Castro, Premio Nacional de Fotografía, habrá la gran la oportunidad de conocer con total intensidad más de cuarenta años de experiencia individual y colectiva sobre la fotografía.

La verdad detrás de cada fotografía, según Focus
Comentarios