viernes. 03.02.2023

La nevada del helicóptero

La falta de nieve en las cordilleras de Europa ha afectado al comienzo de la temporada de esquí. La última idea es transportar nieve artificial en helicópteros hasta las pistas
Quitando barro en Los Alpes
La falta de precipitaciones en forma de nieve en las cordilleras de toda Europa han afectado al comienzo de la temporada de esquí, lo que ha despertado la imaginación de los organizadores de la Copa del Mundo para paliar esta insólita situación y poder disputar algunas pruebas. La última idea es transportar nieve en helicópteros hasta las pistas. Se han usado cañones para producir nieve artificial, han modificado el calendario a la espera de cambios meteorológicos y hasta pensaron que algunas pruebas se podrían disputar en pistas indoor (bajo techo), pero la última iniciativa supera a todas las anteriores. Para salvar las pruebas del próximo fin de semana de la Copa del Mundo femenina en la estación italiana de Cortina D'Ampezzo utilizarán helicópteros cargados con nieve artificial. Estos aparatos han comenzado a transportar nieve y a depositarla en las cotas más altas de las pistas de Olimpia delle Tofane, en la estación de Cortina D'Ampezzo. El mismo domingo, el presidente del Comité organizador, Enrico Valle, adelantó que espera que se completen cincuenta y uno de estos vuelos en sólo dos horas. Nieve a precio de oro La producción de nieve artificial no se detiene en la mencionada estación invernal, con el fin de procurar una capa estable en las pistas. Las zonas más desprovistas se cubrirán con la nieve traída en helicópteros. «Esta nieve cuesta tanto como el oro, pero merece la pena», dijo Enrico Valle. Para el fin de semana están previstas en la estación las pruebas de supergigante, descenso y eslalon gigante, que completarán la primera reunión de la temporada femenina y que recibió el visto bueno de la Federación Internacional la pasada semana. El Olimpia parece estar preparada para dar el pistoletazo de salida a la temporada, que ha visto como por la escasez de nieve en Europa las citas previstas habían sido canceladas una tras otra. De los distintos deportes de invierno, la modalidad de esquí alpino ha sido una de las más afectadas. Hasta seis pruebas fueron suspendidas, la última una supercombinada masculina de la Copa del Mundo en la estación de Wengen (Suiza) el pasado 12 de enero, ya que la lluvia y las altas temperaturas dejaron impracticable la pista. Las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino previstas para el sábado y domingo próximos en la estación francesa de Chamonix -descenso y supercombinada- se han cancelado debido a las adversas condiciones meteorológicas. Las previstas en Kitzbuehel, en Austria, corren en este momento el mismo peligro. La drástica situación, de incalculables consecuencias económicas y medioambientales, ha afectado también a otras modalidades deportivas de invierno, como los saltos de esquí, con dos pruebas canceladas a finales del pasado año y dos variaciones por escasez de nieve. La famosa prueba de saltos de primero de enero en la estación alemana de Garmisch-Partenkirchen se decidió en la primera manga, pues la segunda fue cancelada en medio de una escasez de nieve que no figura en la historia de esta carismática competición. La modalidad más afectada ha sido el «freestyle» (saltos con piruetas), con siete pruebas canceladas, mientras que en «snowboard» las dos primeras citas fueron aplazadas. La Pirena 2007 (trineos arrastrados por perros) también se aplazó por la falta de nieve. En diecisiete años de historia de esta competición pirenaica nunca se había producido una situación parecida. Está previsto que la prueba se dispute del 3 al 17 de febrero. Para esa fecha quizá las nevadas se generalicen por todas los sistemas montañosos de Europa.

La nevada del helicóptero
Comentarios