viernes. 27.01.2023

La otra revelación de la Liga

De la mano del juego de toque de Quique Setién, el Club Deportivo Lugo es, junto a la Deportiva, el mejor de los equipos recién llegados a la Segunda División.
El centrocampista Carlos Pita, rodeado de rivales en el partido ante el Guadalajara.

En Lugo llevaban veinte años esperando regresar a la Segunda División cuando este verano una tanda de penaltis en Cádiz devolvió a los rojiblancos a la categoría de plata del fútbol español. Si aquel 24 de junio —apenas unas horas después de la Deportiva lograra el ascenso en Tenerife— los aficionados lucenses disfrutaron por todo lo alto, en las veinte jornadas disputadas hasta el momento tampoco lo están pasando nada mal.

De la mano del juego combinativo que propone su técnico, el cántabro Quique Setién, el Club Deportivo Lugo se ha convertido, junto a la Deportiva, en el equipo revelación de esta temporada en Segunda División. Al igual que los blanquiazules, los gallegos no están sufriendo, de momento, para mantener a raya los puestos de descenso, de los que ahora los separan nueve puntos.

A pesar de ello, y en otro paralelismo con la Ponferradina, el entrenador rojiblanco no quiere oír hablar de nada que no sea seguir peleando por la permanencia, al menos hasta que el objetivo se consiga de forma matemática. «Esto es muy largo», comentaba en la previa del partido de hoy, «y no me aventuro a decir quién va a subir y quién se va a mantener».

Más parecidos. Si la Deportiva vio truncada hace siete días su espectacular racha de seis victorias consecutivas al caer en El Sardinero ante el Racing, el Lugo vio cómo el Guadalajara de Carlos Terrazas aguantaba el 0-0 en el Anxo Carro para impedir que los de Setién sumaran su cuarta victoria seguida. «El punto se quedó corto por los merecimientos», se lamentaba el viernes el técnico cántabro, «pero todo punto es importante en una carrera muy larga y complicada como esta. Mantuvimos al Guadalajara a seis puntos y para nosotros eso es un mérito enorme. Hay que mirarlo desde ese prisma».

Por supuesto, no todo van a ser similitudes a ambos lados de Piedrafita, y quizá la principal diferencia entre Ponferradina y Lugo esté en la propuesta de juego que ponen sobre el césped. Mientras que los bercianos son capaces de renunciar al toque si la ocasión lo requiere para buscar un juego más directo, el Lugo tiene marcada en su ADN la posesión de la pelota y el juego de toque desde la defensa hasta el área rival. Una forma de jugar que ha deparado no pocos sustos entre sus aficionados, pero que está dando sus frutos en forma de resultados positivos para los lucenses.

En cuanto a nombres, el más destacado en el Lugo es el de Óscar Díaz, que se ha revelado como goleador ante la ausencia del teórico titular, Mauro Quiroga, y ya lleva nueve tantos. Pero no es el único, ya que el lateral De Coz también está en su mejor momento, así como la pareja de mediocentros que forman Carlos Pita y Seoane.

La otra revelación de la Liga
Comentarios