domingo. 03.07.2022
Fútbol | Segunda

Primera parada de la preparación

La plantilla de la SD Ponferradina tuvo ayer descanso después de los cuatro entrenamientos iniciales El equipo blanquiazul volverá esta mañana al trabajo
Omar Otero, entrenador de porteros de la Deportiva, en una de las jornadas de preparación. ANA F. BARREDO

La plantilla de la SD Ponferradina tuvo ayer su primer día de descanso desde que retomara los entrenamientos detenidos hace casi dos meses por la crisis del coronavirus. Mañana reanudará las sesiones preparatorias que inició el pasado sábado en las instalaciones del estadio El Toralín y el campo anexo.

Jon Pérez Bolo ha querido hacer un parón en los entrenamientos tras las cuatro sesiones realizadas, la primera de toma de contacto desde el punto de vista físico y posteriormente utilizando el balón, aunque en todos los casos de manera individualizada, siguiendo el protocolo establecido por la LFP con las medidas de precaución por la crisis sanitaria.

Bolo puede contar con sus 24 jugadores disponibles en la plantilla tras recuperarse aquellos que arrastraban molestias físicas o pequeñas lesiones antes del parón tras establecerse el confinamiento domiciliario.

Primer rival

Grippo: «Es difícil estar lejos de los tuyos, pero cada uno tiene que hacer un esfuerzo para acabar»

La plantilla de la Deportiva interrumpió inicialmente los entrenamientos el 13 de marzo antes de decretarse el Estado de Alarma. Días después los suspendió temporalmente durante una semana, para posteriormente hacerlo sin una fecha de vuelta concreta en función de las medidas de confinamiento domiciliario establecidas.

La intención del cuerpo técnico deportivista es ir incrementando paulatinamente la intensidad de las sesiones, también adaptando el trabajo, primero al apartado individual, luego en pequeños grupos y finalmente con la plantilla al completo en la misma sesión.

El primer encuentro, una vez que se reanude la competición de Segunda División, en principio en el mes de junio, le corresponderá disputarlo al equipo berciano en el terreno del Real Oviedo, al que aventaja en cinco puntos en la clasificación.

Trabajos más complicados

Simone Grippo, zaguero el Real Oviedo, ha sido uno de los primeros futbolistas que no se ha mostrado contrario de forma pública a las concentraciones: «Aunque no sea lo ideal, muchos jugadores llevan realizando tareas más importantes y complicadas que ésta. Afrontarla será solo un esfuerzo más» para volver a jugar. Hay que encontrar una solución. Yo tengo una familia y estar lejos de ellos dos meses es complicado, pero cada uno tiene que hacer un esfuerzo para acabar con esto. Otra gente ha hecho trabajos más complicados que el que se espera de nosotros si se trata de concentrarse un par de meses.

Está claro que esta preparación cambia respecto a todas las que he tenido antes, pero estamos trabajando bien. Cada uno tiene su programa y está ajustado a nosotros. Quedan once jornadas que hay que afrontar como si fueran finales, y hay que hacerlo bien desde el primer partido ante la Ponferradina para poder ganar».

Primera parada de la preparación
Comentarios