domingo 5/12/21
fútbol | liga de campeones

El sheriff solo es el Madrid

Triunfo cómodo de los blancos, que logran el pase a octavos y se jugarán el liderato del grupo frente al Inter (0-3)
                      DL25P42F2-22-51-51-3.jpg
DL25P42F2-22-51-51-3.jpg

El Real Madrid volvió de Tiraspol con el doble objetivo que perseguía en sus manos (0-3). Vengó la afrenta del Sheriff en el Bernabéu con un cómodo triunfo y selló la clasificación para octavos de la Champions. Más allá de lo exótico del desplazamiento a Transnistria, un territorio autónomo dentro de Moldavia, afrontó el duelo como lo que era en el aspecto puramente deportivo: una oportunidad para evitar cualquier tipo de apuro en la última jornada.

Las armas del Sheriff las mismas que en Chamartín: ingentes dosis de disciplina táctica en defensa y entusiasmo para desplegar la contra. Mientras, el Madrid exhibía paciencia en la circulación de balón, con Rodrygo como el hombre más activo del inicio.

Athanasiadis, el héroe en Madrid, no estuvo tan fino en su primera intervención, y dejó suelto el balón tras disparo de Kroos para que Benzema rematase a placer. No valía, partió en fuera de juego el francés, pero al menos le sirvió al conjunto blanco para encontrarle al portero griego la grieta que no mostró en el primer asalto. Rodrygo probó de nuevo al heleno tras una buena incorporación de Carvajal al ataque y de nuevo detuvo el portero del Sheriff aunque en dos tiempos, no sin apuros.

Cara y cruz

Alaba, que acabó lesionado, fue quien inauguró el marcador tras un gol de falta

Monopolizaba la posesión el Madrid ante el equipo que menos balón tiene de toda la competición. Era el guion lógico, aunque también fue el paisaje en el Bernabéu y no impidió la sorpresa. Avisado como estaba el equipo de Ancelotti, sabía que la tranquilidad pasaba por el acierto, el que no tuvo en el partido de hace unas semanas. Transcurría el duelo por la media hora de la primera parte, amenazando con atascarse, cuando Casemiro rascó una peligrosa falta pegada a la cal del área. Alaba la transformó en gol con la ayuda del toque en un zaguero local.

La ventaja le dio al Madrid tranquilidad, quizás excesiva, porque se creció el Sheriff de la mano del peligroso disparo del luxemburgués Thill, autor del definitivo 1-2 en Madrid con un golazo. Ese tiro lejano y los problemas del Madrid para el repliegue eran la luz a la que se aferraba el campeón moldavo, pero Kroos se encargó de apagarla con uno de sus clásicos pases a la red desde la frontal del área. La puso en la escuadra el alemán y firmó la calma antes de la pausa.

Ya en la segunda parte, y con la solvente ventaja, el Madrid supo amarrar el partido desde el control del balón. Más aún después de la sentencia de Benzema, definidor de altura desde la media luna del área contraria. La cosa estaba vista para sentencia a pesar de que el Sheriff no perdió el entusiasmo para intentar al menos abrir su cuenta goleadora, y el partido se encaminó hacia su final en medio del clásico carrusel de cambios. El equipo más laureado en la historia de la Champions estará de nuevo en su fase eliminatoria, como siempre desde el cambio de formato. Si no cae ante el Inter en el Bernabéu lo hará además como primero de grupo.

El sheriff solo es el Madrid
Comentarios