miércoles 24/2/21

Sielva: «Yo soy el que tengo que estar agradecido a la Ponferradina»

En la recta final del pasado mercado estival llegaron cantos de sirena desde Girona de que el conjunto catalán andaba detrás de Óscar Sielva. El jugador tenía contrato con la Deportiva hasta el 30 de junio del 2022 y había una cláusula de rescisión por medio. Al final se acabó el plazo del mercado y el mediocentro se quedó en El Toralín. El deportivismo respiraba tranquilo. Y viéndolo desde la perspectiva que concede el tiempo, mucho más. El jugador de Olot vive un gran momento. Ayer, día en el que no había entrenamiento, pero en el que acudió a sala de prensa, Sielva reconoció que está en el mejor momento de su carrera deportiva. Y preguntado por cómo apostó por no irse a un equipo de su tierra y que aparentemente tenía mayores aspiraciones, el jugador contradecía con un argumento salido desde su humildad: «Yo soy el que tengo que estar agradecido a la Deportiva, que apostó por mí cuando estaba en equipos mucho más humildes como Somozas y Rápido de Bouzas, a os que también les debo mucho. La madurez que se requiere en el fútbol la he conseguido casi a los 30 años, pero nunca es tarde para madurar y disfrutar de lo vivido. Es importante la salud de este vestuario con un muy buen grupo, en el que todos vamos a una, creando una unión que es difícil que nada o nadie pueda romper y eso se ve y se demuestra en el campo. Tenía claro que quería hacer un gran año con la Deportiva y se está logrando con humildad».

Sielva es el faro de la Deportiva y la pieza sobre la que el entrenador hace girar el juego del equipo. Fue el primer fichaje de Bolo y sólo alguna sanción o lesión han evitado que haya jugado prácticamente todo desde que llegó en el verano del 2018. Pero además ahora mete goles. Lleva seis esta campaña, la pasada no marcó, y en la primera hizo tres, destacando el primero y el último del play off de ascenso. En este capítulo también ha sido fundamental Bolo: «La faceta goleadora no la había visto ni yo, pero estoy contento, sobre todo por ayudar al equipo. El míster siempre dice que hay que llegar a la zona de finalización y están saliendo las cosas».

Por último, habló del duelo de Vallecas: «Hay que ir sin tener miedo a nada, porque el equipo está para pelear con cualquiera».

Sielva: «Yo soy el que tengo que estar agradecido a la Ponferradina»
Comentarios