jueves 29/10/20

El BE considera los incentivos para retrasar la jubilación débiles

El debate sobre cómo retrasar la edad efectiva de jubilación está encima de la mesa. O, dicho de otro modo, cómo mantener a una persona trabajando más tiempo, incluso más allá de los 65 años. No se trata de una cuestión baladí si se tiene en cuenta que por cada año que se alargue la edad efectiva de retiro (situada ahora en 64,5 años) se reduciría el gasto en pensiones entre un 0,4% y 1,2% en 2048, según estimó recientemente la Airef.

Sin embargo, «el sistema no ofrece importantes incentivos para estar en el mercado laboral más allá de los 65 años». Así lo afirmó Oscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España, dejando entrever que aquí puede haber también margen de actuación de cara a la futura reforma de las pensiones. Arce explicó que el supervisor había llevado a cabo un análisis actuarial en el caso de una persona con una larga carrera de cotización dependiendo de la edad en la que se jubilara y los resultados fueron concluyentes: en este ejemplo posponer la edad de jubilación no genera un mayor retorno.

El BE considera los incentivos para retrasar la jubilación débiles
Comentarios