lunes. 08.08.2022

Las dudas se acumulan cada día que pasa tras el anuncio del nuevo impuesto a la banca que realizó el presidente Pedro Sánchez durante el debate del estado de la nación de la semana pasada. El Gobierno calcula que servirá para recaudar 1.500 millones de euros al año, pero aún no se conoce qué gravará exactamente ni en qué medida. Para tratar de sofocar los encendidos ánimos de las entidades financieras, el Ejecutivo va a reunirse con el sector.

Y lo hará precisamente cuando comienza la ronda de presentación de resultados de la banca de la primera parte del año. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, será la encargada de convencer a la banca sobre el nuevo impuesto en una primera reunión con el sector bancario este mismo viernes. Calviño detalló este lunes que abordará ese día con las patronales bancarias, entidades financieras y representantes del Banco de España para comenzar a hablar de esta nueva tasa que, reiteró, «no se repercutirá a los ciudadanos».

El Ministerio de Hacienda aún no ha concretado en qué consistirá este nuevo impuesto y la ministra de Economía no quiso adelantar nada. Además, rechazó la idea de que la banca esté contra este impuesto ya que, a su entender, «todas las grandes empresas quieren contribuir a dar soluciones y arrimar el hombro para contener la inflación y hacer un reparto justo del coste de la guerra». En este sentido, afirmó que hay un «fuerte compromiso público» y que esta nueva medida no se repercutirá en el coste de los servicios financieros para los ciudadanos.

Desde el primer día en que conocieron la intención del Ejecutivo con el nuevo impuesto, la banca se ha mostrado contraria a este gravamen en un momento como el actual, si bien el sector financiero no ha querido pronunciarse por ahora.

Calviño intentará sofocar la oposición de la banca al nuevo impuesto
Comentarios