miércoles 18/5/22

Las buenas sensaciones que el verano trajo respecto a la recuperación económica se truncaron este mes de agosto. Al menos así lo reflejaron los datos del índice de confianza de los inversores sobre la economía de la zona euro elaborado por la agencia alemana Sentix, que este mes se situó en 22,2 puntos, rompiendo con cinco consecutivos de subida que en julio elevaron el dato a 29,8 puntos.

El consenso del mercado sí esperaba un ligero descenso del dato en agosto. Pero solo hasta los 29 puntos, con lo que la sorpresa negativa fue mayúscula. De hecho, la estadística reflejó que desde el verano de 2020 no se había registrado una brecha tan amplia entre lo que esperaban los analistas y la cifra final publicada.

Los expertos coincidieron en que esta caída del optimismo respondió al temor de un aumento de las restricciones en otoño para contener el avance de nuevas variantes del virus. De hecho, son estas perspectivas a futuro (de aquí a seis meses) las que lastraron el dato final, pues las actuales siguen siendo positivas entre los inversores.

Aunque el índice Sentix sea desconocido para muchos, lo cierto es que el mercado tiene muy en cuenta el indicador que la agencia alemana elabora desde 2001, con entrevistas que este agosto incluyeron a más de 1.000 inversores particulares e institucionales de 20 países diferentes.

El dato ofrecido por Sentix fue un indicador más en torno a las dudas del mercado sobre el ritmo de recuperación. Aunque el proceso de vacunación avanza y el verano ha permitido una buena recuperación en términos de empleo y PIB en la región, los inversores temen que la quinta ola derive en nuevas restricciones que frenen esta reactivación. De hecho, instituciones como Funcas ya estiman que la variante Delta restará tres décimas de crecimiento a la economía española este año.

La confianza sobre la economía de la zona euro se hunde en agosto