viernes 18.10.2019
conflictos

Las grandes aerolíneas piden medidas contra las huelgas de controladores en Europa

El sector afirma que se trata de "un problema estructural" 1ue requiere "soluciones estructurales"
Las grandes aerolíneas piden medidas contra las huelgas de controladores en Europa

Las grandes compañías aéreas de la Unión Europea (UE), agrupadas en la plataforma Airlines for Europe (A4E), reclamaron este jueves "medidas estructurales" contra las huelgas de controladores aéreos y la falta de personal que suelen provocar anulaciones y retrasos, especialmente en verano.

"Es un problema estructural y necesitamos soluciones estructurales", declaró Willie Walsh, consejero delegado del grupo International Airlines Group (IAG), empresa matriz de British Airways, Iberia y Vueling, entre otras, en una conferencia de prensa organizada en Bruselas por A4E.

Según la industria de la aviación comercial, los paros de quienes controlan el tráfico aéreo y la falta de personal en el sector son responsables del 70% de los retrasos causados entre enero y julio de 2019, lo que supone un incremento de los minutos del retraso del 114 % respecto a la cifra registrada en 2018.

"No va a ser mejor que el año pasado", agregó Walsh, quien señaló que los aviones en la Unión Europea (UE) acumulan 2,4 minutos de retraso de media, lo que supone entre 30 y 45 minutos de retraso por vuelo afectado.

Según las aerolíneas, estos se deben esencialmente a los citados paros, a la falta de personal para el control y la gestión del tráfico aéreo y a una estructura ineficiente del espacio aéreo.

"Arreglen el ineficiente espacio aéreo de una vez por todas", apostilló el director gerente de A4E, Thomas Reynaert.

"La Comisión Europea y los Estados Miembros tienen que tomar acciones inmediatas" e implementar un control del tráfico aéreo unificado a nivel europeo porque "los políticos llevan discutiendo este asunto 18 años y es tiempo para la acción", agregó Walsh.

El máximo responsable de IAG se refirió así a la revisión del marco regulatorio del Cielo Único Europeo, que busca agrupar el fragmentado espacio aéreo en la Unión Europea (UE).

La patronal europea de la aviación también se pronunció, por medio del consejero delegado de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michel O'Leary, contra el anuncio del Gobierno francés de aplicar a partir de 2020 una ecotasa de hasta 18 euros a los vuelos que despeguen de Francia, salvo a los que vayan a Córcega y a los departamentos de ultramar y a los que hagan correspondencia.

"Los impuestos no son la solución", dijo el máximo responsable de Ryanair, la primera aerolínea por tráfico de pasajeros de la Unión Europea, quien agregó que el año pasado las compañías aéreas ya pagaron a través del sistema europeo de comercio de emisiones de CO2, el llamado ETS, un total de 5.000 millones de euros en impuestos contra el cambio climático.

Agregó que A4E, que representa a las aerolíneas que operan más del 70 % de los vuelos en Europa, planean invertir 169.000 millones de euros en "tecnologías verdes" en los próximos diez años.

Sobre el mismo asunto, O'Leary señaló que a la aviación comercial se le atribuye el 2 % del total de gases de efecto invernadero, aunque subrayó que parte de esas emisiones se deben a que los aviones se ven obligados a tomar rutas más largas por una mala gestión del tráfico aéreo o para evitar "cuellos de botella", especialmente en Francia y Alemania.

"Es un escándalo que actualmente estemos emitiendo un 10 % más de las emisiones que deberíamos por decisiones políticas", dijo por su parte el consejero delegado de AIG, mientras que la máxima responsable de Brussels Airlines, Christina Foerster, lamentó que la industria de la aviación comercial no tenga tantos incentivos como otros sectores para abordar la transición hacia una economía baja en carbono.

"Vemos muchos medios para la energía verde. Por qué no vemos tantos medios para los vuelos verdes?", se preguntó.

Las grandes aerolíneas piden medidas contra las huelgas de controladores en Europa