lunes 20/9/21

La reducción del 7% en la deuda eléctrica pudiera rebajar el recibo

La CNMC la sitúa en los 25.000 millones de euros tras la disminución registrada en 2015 .

j. m. camarero | madrid

El endeudamiento acumulado por el sistema eléctrico desde que se puso en marcha su liberalización en el año 2000 se redujo un 7% el año pasado, hasta los 25.065 millones de euros, según los datos actualizados de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La deuda eléctrica -producto de la descompensación entre los ingresos generados por el sistema a través de las tarifas y los gastos asumidos para retribuir desde la generación hasta la distribución- había crecido de forma continua hasta alcanzar un máximo cercano a los 30.000 millones.

Cada año, los ciudadanos destinan aproximadamente un 10% de sus recibos a la amortización de parte de la deuda acumulada en los ejercicios anteriores. Para 2016, Competencia había calculado que el importe de esa anualidad ascendería a 2.871 millones, un 0,5% menos que lo que se pagó por este mismo concepto en los recibos el año pasado. Esa cifra fue la estimada por el regulador en diciembre, con los datos disponibles hasta ese momento, sin tener en cuenta el saldo total de deuda que este lunes dio a conocer la CNMC.

Pero con esta caída del nivel de deuda asumido por el sistema eléctrico se asienta la posibilidad de que los usuarios puedan ver rebajada su factura de la luz en los próximos meses, aunque se trata de una circunstancia que depende de numerosos factores. El primero, la propia decisión del Gobierno de turno, que opte por aplicarlo. También se encuentra condicionada a que, a medida que se reduce la deuda, se registren los superávits previstos por la CNMC. A modo de ejemplo, el Ministerio de Industria impulsó en los meses de agosto y diciembre de 2015 una rebaja de la factura de la luz, aunque legalmente tuvo que sortear algunos obstáculos normativos para hacerlo. A pesar de que el sistema generó superávit en 2014 -550 millones- la ley impide destinar ese excedente para bajar la tarifa mientras existan desajustes de años anteriores, como ocurre actualmente.

Sin embargo, el Ejecutivo optó por reducir otras partidas que se integran en la factura de la luz, como los pagos por capacidad, esto es, la retribución que reciben determinadas centrales para suministrar electricidad en casos de demanda excesiva.

La reducción del 7% en la deuda eléctrica pudiera rebajar el recibo