jueves 26/5/22
                      La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, con el jefe Superior de Policía, Manuel Soto. ZIPI
La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, con el jefe Superior de Policía, Manuel Soto. ZIPI

La Policía Nacional ha detenido a siete personas miembros de la banda de los Trinitarios por el asesinato a finales de abril de Alejandro P.C., un chico de 18 años miembro de los Dominican Dont Play (DDP), el 27 de abril en una calle del madrileño distrito de Villaverde. Son adolescentes de entre 14 y 17 años de origen hondureño, colombiano, peruano y el resto españoles.

Fruto de la investigación conjunta de la Brigada Provincial de Policía Judicial y la Brigada Provincial de Información, los agentes lograron la identificación y detención de varios de los presuntos responsables. La investigación, supervisada y coordinada por la Sección de Menores de la Fiscalía, continúa abierta.

Un centenar de agentes han participado en esta operación, en la que también han realizado registros en los distritos de Usera, Villaverde y otros. Todos los detenidos han sido puestos a disposición de la Fiscalía acusados de homicidio, tres de ellos además por pertenencia a agrupación criminal. Seis han acabado en un centro de régimen cerrado y uno en libertad vigilada.

El jefe superior de la Policía de Madrid, José Manuel Soto, explicó que el ánimo de los detenidos era acabar con la vida del chico por el número de golpes y puñaladas que recibió. Entre las siete personas detenidas está el autor material. Los hechos ocurrieron s en un descampado cercano a las vías del tren, en el barrio de Los Angeles. Fruto de las averiguaciones se pudo descubrir que los presuntos autores esperaron a la víctima para apuñalarla y agredirla con patadas y golpes, emitiendo gritos con expresiones propias de bandas juveniles violentas.

El joven deambuló varios metros agonizando hasta desplomarse a la altura de la calle Alcocer número 39, junto a un supermercado. En primera instancia le atendieron sanitarios de una unidad básica del Summa-112 que pasaba cerca del lugar, que practicaron al herido maniobras de reanimación cardiopulmonar pero debido a la gravedad de las heridas en espalda y abdomen, sólo pudieron confirmar el fallecimiento. La víctima estaba siendo investigado por la Policía Nacional por el crimen de la calle Atocha del 5 de febrero y había sido investigado por el del rapero Isaac el pasado verano.

Alejandro P.C. llevaba un tiempo bajo la lupa de los agentes porque era miembro de los Dominican Don’t Play (DDP) y había estado presente en el momento del asesinato el 5 de febrero de Jaime, de 15 años, en la calle Atocha. Se desconoce el grado de implicación en los hechos e incluso podría ser el autor material de los hechos. Ahora, la Policía está realizando análisis de ADN para determinarlo. A Jaime le quitaron la vida a las puertas de la discoteca Independence cuando fue reconocido de manera casual por miembros de los DDP, que se abalanzaron a por él con machetes. La víctima era simpatizante de la banda rival de los Trinitarios y en el momento de su cuerpo llevaba un cuchillo de 60 centímetros de hoja.

Fuentes policiales también han confirmado que Alejandro P.C. fue investigado por pertenecer al entorno de los cuatro detenidos por el crimen del rapero Isaac, también miembros de los DDP. Aparece en actitud amigable en varias fotografías y vídeos con los arrestados, pero no tiene nada que ver con estos hechos. El rapero murió apuñalado por la espalda en julio en un túnel del barrio de Pacífico de Madrid. El motivo del crimen fue que no quería entrar en esta banda latina. Desde entonces le amedrentaban, le seguían, le amenazaban y le insultaban.

Detenidos siete menores de la banda de los Trinitarios por matar a un pandillero
Comentarios