miércoles 14/4/21

Los soldados españoles se libran de un ataque a una base militar de Irak

Ningún militar español ha resultado herido en el ataque ayer con diez cohetes a la base Ain al Asan, en Irak, ni tampoco se han registrado daños materiales en el contingente español.

El Ministerio de Defensa ha confirmado que no ha habido que lamentar daños después del ataque a la base, donde están destinados alrededor de 70 militares españoles.

Situada en la provincia de Al Anbar, al oeste del país, en la base están destinadas también tropas de Estados Unidos, que lidera una coalición internacional de lucha contra el Dáesh en la que participa España.

Hasta el momento no hay noticias de víctimas, según han informado las fuerzas iraquíes y la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que atribuye estas agresiones a las milicias chiíes proiraníes en el este de Siria.

El portavoz de la coalición que lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria, el coronel Wayne Marotto, ha informado de que la agresión se produjo a las 7:20 hora local (4:20 GMT) y que «las fuerzas de seguridad iraquíes están llevando a cabo una investigación sobre el ataque».

El portavoz militar no ha dado ninguna información sobre posibles víctimas o daños materiales, pero la célula de comunicación de seguridad del Gobierno iraquí ha asegurado en un comunicado que no ha habido «pérdidas significativas» y que se habían encontrado las plataformas de lanzamiento de tres de los proyectiles.

La base de Ain al Asad ya había sido atacada en diciembre de 2019 con cinco misiles que tampoco en esa ocasión causaron víctimas.

Aparte de participar en la misión de Estados Unidos amparada por la ONU, las tropas españolas también están en el país de oriente medio dentro de otra operación de la Otan puesta en marcha a petición del gobierno iraquí.

Sin embargo, la presencia española en Irak ha disminuido este año hasta un máximo de 275 efectivos, frente a los 550 que había a principios del año pasado.

La Casa Blanca aseguró que no descarta tomar represalias, pero dijo que evitará cualquier respuesta «precipitada» que pueda inflamar tensiones en la región.

Los soldados españoles se libran de un ataque a una base militar de Irak