domingo. 26.06.2022

Nueva embestida del Gobierno contra el Banco de España, esta vez a cuenta de la evolución del mercado de trabajo tras la reforma laboral. Después de que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, criticase los análisis del organismo en torno a la reforma de las pensiones, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, estalló ayer contra el gobernador, Pablo Hernández de Cos, que el miércoles aseguró ante el Congreso que la reducción de la temporalidad «podría provenir tanto de la sustitución de empleo temporal por fijo como de la destrucción de temporal». El organismo pide tiempo para evaluar la situación, pero asegura que en otros países con reformas similares ya se ha observado «un cierto coste en términos de menor creación de empleo». Díaz no tardó en reaccionar: «Voy a ser clara y lamento tener que decirlo, pero me sorprende que el gobernador no sepa diferenciar entre empleo y contratación. Y eso es bastante grave», replicó durante una comparecencia ante la Comisión de Trabajo. Sus dardos fueron a más al insistir en que las palabras de Hernández de Cos «muestran un profundo desconocimiento y confusión».

En este punto, también criticó la posición de «personas que han demostrado no conocer la naturaleza jurídica del contrato fijo discontinuo». Con estas palabras, Díaz hacía referencia a las declaraciones que unas horas antes había realizado el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, al asegurar que los datos de paro están «maquillados» porque los contratos temporales -que antes figuraban en paro registrado- ahora son fijos discontinuos, que no computan. «Lo que ha afirmado es una aberración, demuestra que no está preparado para gobernar», defendió Díaz. La ministra recordó que los fijos discontinuos «no son parados, sino contratos de calidad y garantía de derechos». En el mismo sentido se manifestó el Ministerio de Seguridad Social al sostener que «no se ha realizado ningún cambio en las estadísticas de afiliación por tipo de contrato». Es decir, los fijos discontinuos están de alta en sus etapas activas.

Yolanda Díaz recrudece la guerra contra el Banco de España
Comentarios