jueves 02.07.2020
Innova

Cómo adelantarse al peregrino

BIG DATA JACOBEO. Predecir qué tipo de peregrino va a llegar por el Camino de Santiago, sus preferencias y necesidades, su poder adquisitivo y cómo se quiere mover. La inteligencia artificial en la mochila... de los ayuntamientos y negocios que atienden a los viajeros. Y una herramienta para dinamizar los entornos rurales de la Ruta Jacobea. Luca lo tiene todo pensado. Pero hay que utilizarlo
Los datos informan sobre el comportamiento en los destinos. B. MORENO
Los datos informan sobre el comportamiento en los destinos. B. MORENO

Un rosario de lugares históricos y pequeños pueblos jalona el Camino de Santiago, quizá la mayor ruta turística del mundo. Millones de personas transitan despaciosamente por la Ruta Jacobea, caminan o pedalean en busca de experiencias, pernoctan, comen, descansan, buscan experiencias en cada uno de sus rincones. ¿Qué necesitan, qué desean? ¿Qué les pueden ofrecer las pequeñas administraciones locales o los negocios familiares que encuentran a su paso? ¿Cómo saber qué buscan esos millones de personas que llegan desde todo el mundo a rincones perdidos que, en muchas ocasiones, ven pasar a los peregrinos sin más, y con ellos a su oportunidad de poner en valor el tesoro que poseen?

La respuesta está en la inteligencia artificial. El Camino de Santiago se ha hecho smart en muchos sentidos en los últimos años, pero faltaba un eslabón fundamental. Los muchos pequeños destinos, las decenas de etapas, los emprendedores que quieren hacer de sus propuestas una forma de vida. Faltaba la inteligencia artificial. Y ya ha llegado. Se llama Luca y lo ha desarrollado Telefónica. Y pone el big data al servicio de peregrinos y hospederos. Hay mucho que aprender para poder ofertar lo mejor. Ahora puede predecirse.

Sin embargo los expertos destacan que el reto está en la implicación de administraciones locales y particulares a la hora de utilizar las nuevas tecnologías. De poco vale extender la cobertura si el uso que se hace de ella es mínimo. Los proyectos para desarrollar el Territorio Rural Inteligente crecen, pero necesitan también la implicación privada. Y de eso van también herramientas como la que se pone al servicio de los negocios de la Ruta Jacobea.

La disponibilidad tecnológica es un habilitador, pero exige la implicación para poner en marcha iniciativas que la rentabilicen

Desde el centro de excelencia que ha desarrollado esta herramienta llaman la atención sobre la cantidad de españoles, pero sobre todo de extranjeros, que conocen «la otra España, la que no aparece en las guías» en su recorrido jacobeo. Pequeños pueblos en los que prácticamente a diario se oyen multitud de lenguas distintas y se dan cita peregrinos de varias nacionalidades.

La explotación de datos da información a los municipios sobre los servicios que pueden prestar. DL

Viajeros con perfiles muy diferentes cuyas necesidades o deseos no suelen ser conocidos por los habitantes de estos pueblos, ni por sus negocios. «Desde esta iniciativa estamos convencidos de que el big data y la inteligencia artificial con herramientas fundamentales para apoyar el desarrollo y la sostenibilidad de estas zonas rurales. De lo que tratamos es de utilizar este big data para que ayuntamientos y vecinos puedan tomar las mejores decisiones para su actividad, y con ello dinamizar las zonas rurales. Ayudarlas en el diseño de las estrategias más eficaces para fomentar el turismo, y también mejorar la forma en la que se conectan».

En esencia este proyecto de Camino de Santiago inteligente tiene como objetivo predecir cómo se van a comportar los turistas que llegan a las distintas poblaciones, si prefieren para dormir un albergue o un hotel, qué les gustaría comer, qué idiomas hablan,... Sabiendo cómo se van a comportar, es posible adelantar los servicios que necesitarán.

El Big Data permite tomar mejores decisiones para dinamizar las zonas rurales

Según los directivos de Luca, la unidad de big data de Telefónica, ahí es donde entra en acción la inteligencia artificial. «Esta información puede ser un gran potenciador del turismo porque permite conocer cómo es el viajero que va a llegar, y adelantar sus necesidades».

La unidad de datos de la compañía ha adelantado ya el análisis de la información disponible en dos sentidos fundamentalmente. En el primero se han tenido en cuenta los condicionantes sociodemográficos, desde la edad y el género de las personas que llegan a cada lugar a su capacidad de compra, además del lugar del que vienen, tanto a nivel nacional como internacional.

Y en segundo lugar cómo se comportan allá donde van: cuánto tiempo se quedan en cada sitio, dónde prefieren comer o dormir,... Los expertos señalan que así los negocios de cada municipio pueden saber cuántas plazas han de tener disponibles para atender la demanda de peregrinos en cada época del año, y si han de ser de albergues, hoteles,... También qué idiomas les son más útiles para poder entender a la mayor parte de los viajeros que llegan.

En el caso de los ayuntamientos, indican, es importante conocer cuáles son las rutas para comunicar los distintos destinos, para saber si es necesario reforzar algunos medios de transporte.

Todas estas iniciativas forman parte del proyecto Territorio Rural Inteligente, una iniciativa pionera en Europa que, dentro del marco de propuestas para luchar contra la España vaciada, pretende asentar en las soluciones tecnológicas, el internet de las cosas y el análisis de los datos propuestas que permitan asentar economía y empleo, y con ella población, en las zonas menos favorecidas.

La propuesta tiene como objetivo que, de la misma manera que están desarrollándose productos y servicios para avanzar en las smart cities, se pongan en marcha iniciativas que ayuden también al medio rural a utilizar las nuevas tecnologías para mejorar y rentabilizar la prestación de servicios.

En el caso de la plataforma de uso de big data de Telefónica lo que se pretende es ofrecer a los pequeños municipios información no sólo sobre cómo hacer más eficientes estos servicios, adaptándolos a las necesidades de cada momento; sino conocer la información suficiente como para poner en marcha iniciativas económicas y de empleo tomando las «decisiones más adecuadas» con las herramientas predictivas que hoy permite la tecnología. Una propuesta especialmente valiosa en trazados como el del Camino de Santiago. La gran e inagotable ruta turística que puede dar mucho más de sí en los pueblos por los que pasa.

Cómo adelantarse al peregrino
Comentarios