domingo 13/6/21

Una Constitución paritaria, el sueño de tres generaciones de chilenas

Los chilenos votaron a sus candidatos locales y constituyentes. ALBERTO VALDÉS

Carla (25 años), Jennifer (45) y Mónica (72) son tres mujeres chilenas de generaciones distintas a las que les une el «sueño» de tener la primera Constitución del mundo escrita por un número equilibrado de hombres y de mujeres, una oportunidad histórica que tiene Chile en este proceso constituyente. Este fin de semana, casi 15 millones de personas pudieron votar a los 155 candidatos que redactarán la nueva Carta Magna, la primera que nace de un proceso plenamente democrático en toda la historia del país y para el que se dispuso que la mitad de las redactoras sean mujeres. «Nunca imaginé que algo así iba a suceder. A mí ya no me tocará vivir mucho esta Constitución por la edad, pero es muy importante dejar este legado para las jóvenes», señaló Mónica Ovalle, una jubilada.

Las tres mujeres son testigos de diferentes momentos de la historia de Chile. Ovalle es la única que vivió el golpe de Estado de Augusto Pinochet (1973), y los primeros recuerdos de Jennifer son de un Chile que ya estaba sumido en una dictadura que duraría 17 años y en la que «ser feminista era casi un delito», recordó. Carla Bravo, en cambio, no vivió este régimen que dejó 3.200 asesinados y miles de mujeres abusadas. Es la única con estudios universitarios y ha experimentados los años dorados del feminismo chileno.

Una Constitución paritaria, el sueño de tres generaciones de chilenas
Comentarios